Después de mucha expectativa generada, el Volkswagen Taos ha sido presentado en un evento desde México para todo el mundo. Este nuevo vehículo de dos filas de asientos y capacidad para cinco personas refuerza la ofensiva de SUV colocándose por abajo de Tiguan. México será el primer país en tenerlo a la venta a a partir del mes de noviembre.

El Taos es 27 cm más pequeño que Tiguan y, contrario a lo familiar que pudiera resultar este último, Taos se perfila para ser un SUV más individual, freso y juvenil. Su aspecto exterior no sorprende ni es tan propositiva, va acorde a las líneas de diseño que hemo visto en los últimos modelos de la marca.

Destaca la parrilla y su labio iluminado con tecnología LED que une los faros, la parte lateral y trasera son más conservadoras y podrá contar en México con rines de 17 o 18″ y seis colores exteriores de carrocería.

En el interior, Taos estrena diseño y equipamiento que veremos en los próximos modelos de la marca. El tablero cuenta con largas líneas horizontales y está cargado de tecnología con iluminación ambiental con 10 colores, la instrumentación recurre al Digital Cockpit y el sistema de infotenimiento tiene pantalla de 10″ con Android Auto y Apple CarPlay inalámbricos, tres cargadores USB tipo C y cargador inalámbrico de celulares.

En seguridad, equipa seis bolsas de aire, controles de estabilidad y tracción y testigos de pérdida de presión de llantas. Destaca, además, la incorporación de asistente de advertencia de colisión frontal, frenado autónomo de emergencia, control crucero adaptativo y detector de punto ciego.

Mecánicamente se ofrecerá en México con el motor 1.4 TSI (mismo que equipa Jetta y Tiguan) con 150 hp, la transmisión será automática de 6 velocidades y la tracción irá a las ruedas delanteras.

La pre-venta en México inicia el 03 de noviembre, fecha en la cual se conocerán los precios y versiones para entregar las primeras unidades a los clientes antes de que termine el año 2020.