La escasez de chips generada por la pandemia del Coronavirus sigue dando qué hablar. Esta vez, medios alemanes afirman que debido a la falta de semiconductores Volkswagen perderá un 20% de su producción anual en este 2021.

Según el diario Wolfsburguer Nachrichten, la marca teutona suspendió la actividad de la mayoría de sus 60,000 empleados durante algunas semanas, lo que implicará la reducción del trabajo en las fábricas de tres a un único turno.

En consecuencia, se espera que en septiembre Volkswagen deje de producir 360,000 vehículos, mientras que el estimativo para todo el 2021 ronda en las dos millones de unidades. Claro, basta recordar que los problemas de la marca con la escasez de chips radican desde principios de año.

Teniendo en cuenta los números, Volkswagen cerraría el 2021 habiendo producido a nivel mundial un 20% menos de lo que fabrica anualmente, al disminuir la cantidad de diez a ocho millones de unidades.

Lo dictaminado por VW en Europa no es más que una continuación de la medida tomada en Brasil a principios de mes, cuando extendió las vacaciones de sus empleados por el mismo problema.

La decisión de Volkswagen (y Audi) ante la escasez de chips

Volkswagen extiende vacaciones en la fábrica del Nivus por la escasez de microchips

Los problemas de Volkswagen no se ciernen solamente a la marca de Wolfsburg, ya que también Audi padece la falta de chips. En ambos casos, el Grupo VW decidió suspender la producción de los modelos más baratos, para enfocarse en los más caros y así perder la menor cantidad de recursos posibles.

La situación hace que por el momento Volkswagen no haya empezado a producir al ID.3 base (denominado Pure), algo que tampoco haría en el corto plazo. Además, suspendió sus ventas, al menos de forma momentánea.

¿Qué opinas de lo acontecido con Volkswagen? ¿Y de lo sucedido a nivel mundial con la escasez de chips?.