Una vez más Mansory le quita lo aseñorado a un Rolls-Royce. En esta ocasión, fue el Dawn el modelo trabajado por el reconocido taller de tuning para dotarlo del máximo nivel de deportividad.

Denominado como Silver Bullet, el auto convertible no solo sufre alteraciones estéticas en el exterior e interior, sino que también ve un aumento en la potencia del motor.

Un súper auto convertible con más de 700 hp

Visualmente, el Rolls-Royce Dawn de Mansory obtiene un aspecto agresivo por medio de un kit aerodinámico de fibra de carbono. Dicho paquete incluye un splitter, faldones laterales, un difusor, un spoiler y molduras en las ventilaciones.

También destaca la parrilla rediseñada, el cofre de fibra de carbono y la pintura negro brillante impuesta en la tapa de la cajuela.

Un súper auto convertible con más de 700 hp

Esta personalización del exterior es complementada por un set de rines de 22 pulgadas envueltos con neumáticos de tamaño 265/30/22 adelante y 295/35/22 atrás. Tanto los rines como las llantas se ordenar con el color que elija el cliente.

Pasando al desempeño, el Rolls-Royce Dawn “Silver Bullet” dispara la potencia y torque del motor V12 biturbo. Al modificar la computadora, el bloque de 6.6 litros registra 740 hp y 738 libras-pie de torque, esto es 140 hp y 118 libras-pie más.

Un súper auto convertible con más de 700 hp

 

Con esta subida, este auto convertible logra el 0 a 100 km/h en 4.5 segundos y registrar una velocidad máxima de 285 km/h.