Por increíble que parezca, un niño de cuatro años tomó el automóvil de su madre para dar un paseo por las cercanías de su casa en Países Bajos.

Sin imaginar que su hijo pudiera llevarse su automóvil, la mamá dejó las llaves en un lugar donde el infante las pudo tomar sin problema.

Aquí lo impresionante es que el niño lejos de agarrar las llaves, es que tuvo la intuición no solo abrir el vehículo, sino también de encender el motor.

Pero más allá de eso, el niño tuvo la habilidad de mover la palanca de velocidades para avanzar el automóvil y conducirlo por algunas calles hasta que chocó contra dos autos estacionados.

Un niño de cuatro años toma el auto de sus padres para manejarlo por unas cuadras antes de chocar

Tras el incidente, el niño huyó de la escena, sin embargo, fue atrapado por la policía del distrito de Overvecht en Utrechts. Por suerte, nadie resultó herido en este accidente.

Después de detener al niño vestido con pijama, la policía llevó al niño a la estación para buscar a sus padres con un osito de peluche recién regalado.

De acuerdo con las declaraciones de los padres y el niño, el pequeño se despertó cuando su padre se fue al trabajo, bajó las escaleras, robó las llaves del auto de su madre y dio un paseo corto pero lleno de acontecimientos. Luego de chocar contra dos autos estacionados, salió del vehículo y comenzó a vagar por la calle.

Cuando ambos padres llegaron a la estación, los oficiales los sacaron al estacionamiento y le preguntaron al niño si sabía encender un automóvil. “El niño abrió el auto y puso la llave para arrancarlo, movió su pie izquierdo al embrague y pisó el acelerador”, mencionó la policía.

0/5 (0 Reviews)