Como parte de su estrategia de electrificación, Toyota irá aumentando la gama de modelos emisiones cero y, con ello, el número de unidades vendidas.

Desde ahora, Toyota se ha puesto el objetivo de vender al menos 3.5 millones de autos totalmente eléctricos por año a partir de 2030.

Para llegar a esta cifra, la marca de autos más vendida en el mundo tiene una ambiciosa estrategia, la que consiste en una ofensiva con 30 modelos eléctricos hasta 2030.

Así, Toyota ofrecerá una gama completa de vehículos eléctricos de batería en los segmentos de pasajeros y vehículos comerciales.

Asimismo, Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corporation, ha afirmado que, en los últimos 26 años, la empresa ha invertido casi un billón de yenes (7,791 millones de euros) y han producido más de 19 millones de baterías.

En este sentido, aumentará esta inversión en baterías, de los 1.5 billones de yenes (11,686 millones de euros) anunciados en septiembre a 2 billones de yenes (15,582 millones de euros), con el objetivo de producir baterías más avanzadas, de alta calidad y más baratas.

Por su parte, Lexus aspira a contar con una gama completa de vehículos eléctricos de batería en todos los segmentos para 2030 y que los vehículos eléctricos de batería representen el 100 por ciento de sus ventas de vehículos en Europa, Norteamérica y China, con un total de un millón de unidades en todo el mundo.

Concretamente, el objetivo de Lexus es que los vehículos eléctricos de batería representen el 100  de sus ventas mundiales de vehículos a partir de 2035.

0/5 (0 Reviews)