Toyota ha sido calificado y criticado muchas veces de tener productos tan racionales y tan confiables que podrían caer en el estigma de aburridos, y honestamente algunos si lo son, pero en esta ocasión no es así, ya que tenemos a prueba el esperado GR Yaris, el cual llega a cuentagotas y  para cuando lean esta prueba todos los que le asignaron a México estarán vendidos, solamente 300.

El fabricante japonés, si ese que los que no saben la historia consideran aburrido tiene muchísimo curriculum en el “Motorsport” y es de esas marcas que ha participado -y ganado- en las categorías más importantes del mundo, y me refiero a las tres principales: WRC (Campeonato Mundial de Rallies) con cuatro campeonatos mundiales, WEC (Campeonato Mundial de Resistencia) con tres campeonatos mundiales y tres victorias en las 24 Horas de Le Mans y no podemos olvidarnos de la Fórmula 1, en donde Toyota participó muchos años, pero no logro encontrar el triunfo y se retiró.

En donde Toyota ha incursionado desde los años 50 es en los Rallies, y aquí como lo expuse líneas arriba ha sido campeón muchas veces.

Toyota GR Yaris 2021 a prueba, un verdadero “Pocket Rocket” a la vieja escuela

Desde antes que Akio Toyoda -nieto del fundador de la marca- asumiera el cargo más alto en la empresa, una de sus principales premisas era hacer brillar a la marca en el ambiente Sport a nivel global, incluso el mismísimo Akio se situó detrás del volante en muchísimas competencias en donde usaba el sobrenombre de Morizo -pues las juntas de directores de una marca del nivel de Toyota ponían el grito en el cielo- pero cuando Akio llegó a la cima de la empresa, a todos esos directores que se enloquecían de ver al nieto del Sr. Toyoda arriesgar su vida en las pistas no les quedó otra más que callar y acatar.

Así nace Toyota Gazoo Racing y su enfoque era claro: Conquistar los campeonatos de WRC y WEC -hecho que como ya pudieron leer fue conseguido con amplitud y muchas veces.

Toyota GR Yaris 2021 a prueba, un verdadero “Pocket Rocket” a la vieja escuela

¿Ahora que faltaba?

¡Claro! Llevar ese espíritu “Racing” a los vehículos de línea, el primero en tener ese objetivo fue el Supra, que de la mano de BMW le supo dar a los entusiastas un verdadero deportivo, un gran turismo capaz, pero… que no todo el mundo puede comprar, ya que compite en el segmento de los vehículos premium de esos que se compran los cincuentones para sentirse más jóvenes…

Faltaba algo con más chispa, que conquistara el mercado de los GTI en Europa -ojo al mencionar GTI no solo hago referencia al Golf, hago referencia a prácticamente todos los fabricantes que ofrecen un “HotHatch” de buenas prestaciones, o un insano “Pocket Rocket” con grandes facultades que en buenas manos hacen brillar tanto al auto como al conductor.

¡Así nace el proyecto de un “Pocket Rocket” llamado simplemente GR -Gazoo Racing- Yaris inspirado en el auto desarrollado para el WRC!  

Toyota GR Yaris: Diseño

Toyota GR Yaris 2021 a prueba, un verdadero “Pocket Rocket” a la vieja escuela

Estamos ante un Yaris completamente diferente al modelo que conocemos en México, se trata de un diseño de dos puertas y está desarrollado usando una mezcla de plataformas de Toyota. La parte frontal del chasis está construida usando la plataforma GA-B ( Autos segmento B) como el Yaris que se vende en Europa o Japón y la parte trasera utiliza componentes de GA-C (Autos segmento B) como el Corolla o el C-HR por tener mayor ancho de vía, ambas son arquitecturas derivadas de la plataforma TNGA (Toyota New Global Architecture) Esta plataforma híbrida es exclusiva para la versión GR.

La Carrocería

Toyota GR Yaris 2021 a prueba, un verdadero “Pocket Rocket” a la vieja escuela

Ya que descubrimos la plataforma, pasemos ahora a la piel exterior del GR, el monocasco está construido en acero, las puertas, el cofre y la tapa de la cajuela son de aluminio y el toldo está fabricado en fibra de carbón.

Un par de datos interesantes son que el GR Yaris tiene 259 puntos más de refuerzo en la soldadura -para efectos que minimicen la torsión y se utilizaron en su fabricación más de 35 metros lineales de adhesivo para fijar componentes y como dato cultural te contamos que un Yaris “a secas” lleva solamente 14 metros lineales de adhesivos. ¡más del doble en el GR!

Dimensiones

  • Largo:  3,995
  • Ancho: 1,805
  • Alto:    1,455
  • Distancia entre ejes: 2,560
  • Peso:   1,280 kg

 

Toyota GR Yaris: Especificaciones

Bajo la tapa del motor encontramos otra agradable novedad, el motor G16E-GTS que ha desarrollado Toyota pensando en los requerimientos de el reglamento del WRC2, se trata de una apuesta interesante, un motor completamente de aluminio de tres cilindros de 1,618 cc (1.6 lts), con un turbocompresor y de inyección directa.

La caja de cambios es manual tradicional -es decir tiene tres pedales- y el sistema de tracción es integral

Toyota GR Yaris 2021 a prueba, un verdadero “Pocket Rocket” a la vieja escuela

 

  • Motor: TRES cilindros de 1.6 litros Turbocargado
  • Potencia: 257 hp @ 6,500 rpm
  • Torque: 266 lb-pie @4,500 rpm
  • Transmisión: Manual de seis cambios

Toyota GR Yaris: Interior

Sin lugar a dudas el interior de un vehículo deportivo nato es lo que menos le importa al comprador que sabe perfectamente lo que está pagando con su dinero, el GR Yaris tiene unos interiores bien terminados, pero no niegan su origen de un vehículo segmento B con buenos plásticos, algunos con acabado rígido. Lo que sí es espectacular son los asientos delanteros, forrados en piel de origen no animal y Alcántara, con todo el estilo Racing que el GR nos proyecta.

Toyota GR Yaris 2021 a prueba, un verdadero “Pocket Rocket” a la vieja escuela

En cuanto al sistema de info-entretenimiento también encontramos una pantalla táctil localizada al centro del tablero, con una entrada USB para conexión de teléfonos. Es compatible con las plataformas Android Auto y Apple CarPlay

Toyota GR Yaris 2021 a prueba, un verdadero “Pocket Rocket” a la vieja escuela

En el interior encontramos varios testigos que nos recuerdan que la inspiración es el WRC

Toyota GR Yaris: Manejo

Sin lugar a dudas -y como siempre lo he dicho- es la mejor parte del análisis de un producto, el manejarlo y en esta ocasión decidimos probarlo en un ambiente muchísimo más AdHoc para el vehículo, en una pista de tierra, al más puro estilo del WRC.

Antes de empezar a platicarles quiero comentarles que Toyota pretende una homologación FIA para el WRC con este vehículo, por lo cual necesita producir -y evidentemente vender en un año- 25 mil ejemplares idénticos al que hoy estamos probando.

En México ya se vendieron los 300 que le asignaron a la filial, así es que Toyota Corporation debe apurarse a vender los 24,700 GR Yaris que le faltan para poder proceder a la homologación FIA para incursionar en el WRC 2.

Al sentarse al volante nos topamos con un vehículo de la vieja escuela, con caja manual, cotas reducidas, una distancia entre ejes contenida y mucho poder en las cuatro esquinas.

En la consola encontramos un selector con tres modos de manejo: NORMAL, en donde automáticamente el poder de tracción se dosifica en un 60% en el eje delantero y un 40% en el trasero, si pasamos al modo SPORT el esquema de envío de fuerza de tracción se modifica y se entrega así: 30% en el eje delantero y 70% en el eje trasero y por último tenemos el programa TRACK en donde el reparto de fuerza de tracción es al 50% en ambos ejes.

Como ya también se los comentamos esta prueba se hizo al 100% en una superficie de tierra, emulando un tramo de una etapa de rally, y la prueba sería sin miramientos y tratando de sacar todo el potencial del nuevo juguete apadrinado por Morizo (Toyoda San) y recordando todos los buenos comentarios vertidos por los pilotos Jari Matti Latvala y Kris Meeke quienes estuvieron involucrados con el desarrollo y puesta a punto de los primeros prototipos del GR Yaris.

Gracias a los “buckets” que tienen el grabado de GR se puede encontrar una postura de manejo perfecta, la distancia entre el volante y la palanca es también la adecuada a un vehículo pensado desde cero para el manejo deportivo, en cuanto acciono la palanca a primera velocidad y saco el pedal de embrague me doy cuenta que no es duro, pero tiene la suficiente firmeza para encontrar el punto exacto. La aceleración es progresiva y muy constante no hay patada de turbo notoria, lo que se siente es una contundencia casi inmediata -¡Ojo! Los coches turbo no son “arranconeros” pero el GR está pensado para romper la inercia de una forma rápida.

En tierra lo primero que busqué es ponerlo “de lado” y gracias a el buen reparto de pesos es bastante sencillo hacerlo, y el torque es tanto que para mantenerlo asó solo hay que dosificar el acelerador, para cambiar de dirección y cruzarlo del otro lado hay que apuntar al lado contrario y justo cuando empieza a derrapar lo podemos controlar con el acelerador y con pequeñas correcciones de volante, el manejo es MUY divertido, seguro y si se sabe lo que se está haciendo el GR no nos defraudará.

El apartado de frenos también es digno de mención, ya que está pensado para frenadas súbitas, bruscas y repentinas, incluso se puede hacer sin problemas la acción conocida por los pilotos de rallies, llamada “Left Foot Braking” y que consiste en aplicar los frenos, al mismo tiempo que se acelera, hecho que sirve para balancear el centro de gravedad o para disminuir un poco la velocidad, sin perder nada de torque.

En verdad el comportamiento es el de un verdadero purasangre, con mucho carisma y carácter, ya tendremos oportunidad de manejarlo en condiciones mucho más normales de calle y en el día a día   

Conclusión

El GR es un clásico súbito, y se convertirá con rapidez en un auto de culto -aunque hagan 25 mil- pues está dirigido al fan de los coches rápidos y con muy buenas prestaciones pero con un presupuesto más contenido.

La versión para México es la que no tiene los diferenciales Torsen, y la razón es muy simple, el kit de diferenciales vale 5,000 euros extra y seguramente los directivos de la marca en nuestro país hicieron los ajustes para que el precio público fuera de $699,000 pesos (MXN)

Solo 300 afortunados reservaron un GR Yaris, y no sabemos si vayan a traernos más, seguramente si, pero eso es una interrogante por ahora.

¿Es una buena compra un GR Yaris?

¡Claro que lo es!, es más si se disponen de los recursos y se tiene la afición por los coches deportivos de a la vieja escuela -con TRES pedales y una palanca de cambios- sería una tontería NO comprárselo.

Agradecemos a Racing Capital las facilidades para la realización de nuestra prueba.