El famosísimo circuito de Nürburgring Nordschleife hace tiempo que sirve como parámetro de performance para los autos deportivos. Este trazado complicadísimo suele ser usado por los fabricantes para realizar pruebas ya que su enorme exigencia, desniveles y variedad de curvas lo hace perfecto para tener un buen parámetro de cómo se desenvolverá un vehículo deportivo en el mundo real.

En estos últimos años también pudimos ver autos eléctricos en el Infierno Verde, creando una nueva categoría para todas aquellas personas que les gusta ver récords. Hasta ahora, el auto eléctrico de producción más rápido allí era el Porsche Taycan Turbo con una marca de 7 minutos y 42 segundos, lograda en 2019.

El nuevo rey

El nuevo Tesla Model S Plaid no sólo batió el récord de Porsche, sino que lo bajó por mucho. El sedán eléctrico completó el circuito en 7 minutos y 30 segundos, 12 segundos menos que el eléctrico alemán. Obviamente, Elon Musk no perdió oportunidad para hacer un poco de alarde por redes sociales, posteando una foto con el tiempo de vuelta.

Tesla Model S Plaid: Ficha técnica

Tesla Model S Plaid: Lanzamiento oficial del auto más rápido del mundo

Para ser el auto eléctrico de producción más rápido del mundo, el Tesla Model S Plaid tiene estas armas:

  • Tres motores eléctricos.
  • Potencia total: 1,020 Hp
  • Aceleración de 0 a 100 km/h en 2.1 segundos.
  • Velocidad máxima de 320 km/h

Vale destacar que en su momento, Porsche estableció su récord eléctrico con el Taycan Turbo (680 Hp) y no con el Turbo S, (750 Hp) que podría superar la vuelta del Plaid.

¿Se quedará Porsche con los brazos cruzados mientras le quitan un récord en su país natal?