En esto del tuning siempre he creído que solo basta hacer una buena ecuación entre imaginación, presupuesto y tiempo. Algunas veces sale “curiosamente bien”, como esto que ves.

Resulta que en japón existe un tuner especializado en el Suzuki Jimny, ese pequeño utilitario todo terreno que causó furor con su regreso. T-Style es el nombre de dicho preparador quienes, insisto, quizás en un rato de aburrimiento pensaron que sería divertido “mezclar” un Jimny con el “cuerpo” de una Suzuki Every, ¿Suzuki qué? (¡!)

Antes de seguir, aclaremos que el Suzuki Every es un vehículo que la marca ha destinado al mercado de los “key cars”, esos pequeños vehículos destinados operar en las grandes ciudades de aquel lado del mundo y que, por regulación de ley, especialmente japonesas, deben de estar estrictamente contenidos tanto en dimensiones como en potencia. Actualmente los hay con motor a gasolina, híbridos o eléctricos.

Suzuki Jimry, mitad key car mitad todo terreno, sí es posible.

Con plena conciencia de antemano en cuanto a lo que significa un Every y un Jimny, T-Style ejecutó sin dudar su proyecto, favoreciéndose de las medidas compartidas por ambos vehículos en el ancho de la carrocería, lo cual hizo más fácil acomodar la parte frontal del Suzuki Jimny.

Lo más complejo de esta transformación fue “cuadrar” es resto de la carrocería, pues ni el largo, ni el alto del Every ayudaban a lograrlo, pero T-Style perseveró fabricando piezas hechas a medida (que por supuesto patentaron), para que este mini Frankenstein cobrara vida.

Suzuki Jimry, mitad key car mitad todo terreno, sí es posible.

El resultado es un Jimny convertido en una pequeña SUV key car, claro que creció mucho en altura, pero pues de eso se trata el tuning: hacer lo que nadie tiene o lo que “no se puede”. Así que finalmente el Suzuki Jimry puede presumir, entre otros detalles las siguientes características:

    • Motor: 3 cilindros de 660 cc, 12 válvulas.
    • Potencia: 63 Hp
    • Transmisión: Manual/automática de 5 vels.
    • Tracción: Trasera/integral
    • Carrocería: Parrilla y faros delanteros de Jimny, fascia delantera y toma de aire central hechas a medida y salpicaderas personalizadas.

Suzuki Jimry, mitad key car mitad todo terreno, sí es posible.

En T-Style quedaron tan complacidos con este proyecto que inmediatamente decidieron ofrecer el paquete de modificación a clientes del Jimny con un costo de 248,000 yenes, algo así como unos $2,178 dólares. Lo más curioso es que incluso hicieron un modelo de negocio que incluye un kit de accesorios adicionales para esta modificación, obviamente con unos yenes adicionales:

    • Suspensión todoterreno.
    • Resortes deportivos.
    • Rines y llantas.
    • Protecciones para carrocería.
    • Carpa plegable para acampar en el techo.
    • Asientos reclinables tapizados en piel.

Suzuki Jimry, mitad key car mitad todo terreno, sí es posible.

Una muestra más de que para el tuning, no hay limites, por lo menos no estructurales.

¿Qué modificaciones le harías a tu Suzuki Jimny?