Aun no se estabilizan las aguas y la información que fluye sobre la fusión entre FCA (FIAT Chrysler Automobiles) y PSA (Peugeot-Critroen-Opel) es mucha.

Poco a poco el nuevo conglomerado denominado Stellantis empieza a ver la luz en detalles tan simples como la modificación y unificación de sus perfiles en las redes sociales.

Cuando se toca el tema de fusiones de inmensas compañías, siempre hay perdedores y en el caso de el lado de la que hasta hace unos meses fuera FCA el primer perdedor es la división SRT que se dedicaba a potenciar descomunales V8 para que entregaran decenas y decenas de caballos de poder y fueran capaces de acabarse un juego de llantas en cuestión de horas con “Burnouts” o las conocidas donas que tanto nos gusta hacer.

Triste la noticia que SRT dejará de existir, como sucedió en el lejano ya 2014 cuando FCA aniquiló por primera vez SRT que en esos años fabricaba el Dodge Viper -otro gran exótico desaparecido-

Stellantis mete freno a SRT, y la división dejará gradualmente de modificar monstruosos V8

Según la información publicada en: https://moparinsiders.com/ en donde los aficionados a la marca nos cuentan que la disolución de SRT no será total y que la experiencia de su departamento de desarrollo e ingeniería será de utilidad para todas las marcas de Stellantis -sean estadounidenses, italianas, francesas o alemanas-

Por un lado nos podemos ir despidiendo de esos sendos V8 de seis litros que entregan casi mil caballos, el “Gato Infernal” (HellCat) regresará al averno a esperar su turno para regresar con una nueva potencia eléctrica.

¿Depara en el futuro una división de vehículos ZE de Stellantis con la personalidad de un Hellcat Wide Body o con el carisma de una gigantesca RAM SRT?

No lo sabemos, y mientras eso pasa, te invitamos a recordar esas bestias hechas por SRT en nuestras galerías.