Esta firma contará desde ahora con un catálogo en España del todo fresco, donde el más veterano será el todoterrento Rexton, de 2018. Tras la llegada de la segunda generación del Tívoli en 2020, a la versión de gran maletero la han rebautizado. Hasta el presente la conocíamos por SsangYong XLV, y de ahora en adelante la llamarán Tívoli Grand.

La coletilla del titular no es de nuestro cuño; de hecho, es el eslógan con el que la propia SsangYong lo promociona. Y pensamos que es adecuado y cierto. Pese al aire campestre que ha defendido la casa desde sus orígenes, cuando eran vehículos 4X4 en exclusiva, el Tívoli Grand no se publicita como potaje de monovolumen con todoterreno, que sería la técnica más extendida a fecha actual. Sin demasiados trucos de mercadeo, SsangYong lo reconoce como un vehículo multipropósito de impulsión por las ruedas delanteras, con gran maletero (720 litros).

Por tanto, es un turismo al que se le extienden todas las características del Tívoli, que es más cómodo que audaz en su conducción. A esto le sumamos buen espacio de carga, una crecida de longitud hasta casi 4,5 metros y una recomposición motriz.

Motorizaciones

SsangYong Tívoli Grand 2021, monovolumen de última generación

Al Tívoli Grand le enjaretan el 1.5L. de gasolina con turbocompresor, cambio manual y 163 CV. Es una subida de potencia considerable, si lo comparamos con los 128 CV que constaban antes en su ficha técnica. Como lo encadenemos a la opción del cambio automático de convertidor de par, este cuatro cilindros pierde toda la vivacidad. La sentencia, un tanto cruda, la publicamos habiéndolo comprobado hace bastantes meses en el Tívoli pequeño.

La cara diésel igual gana fuerza, pasando de los 115 CV a los 136 CV con un bloque de 1.600 centímetros cúbicos, tetracilíndrico y con turbocompresor.

Tal cual es política de SsangYong, se facilita una alternativa bimodal de gasolina+GLP. Esto le granjea la catalogación de vehículo ECO en el coto español. Decidir entre el gasolina o el gasolina+GLP es una cuestión de echar cuentas; amortizarlo por kilometraje es dudoso en muchos casos. La diferencia de precio, dentro de SsangYong, siempre acostumbra a rondar los 2.000 € de sobrecoste en el GLP.

Estética y equipamiento

SsangYong Tívoli Grand 2021, monovolumen de última generación

La carrocería varía muy poco; la parte más diferenciable en comparación al modelo precedente es el inferior del morro, donde se colocan los antinieblas. El habitáculo se inunda de pantallas y pierde la instrumentación analógica; a quien le gusten los relojes, que se olvide de ellos.

Las variables de equipamiento del Tívoli convencional son Line, Urban, Limited y Premium. Para el Tívoli Grand se seguirá el mismo patrón. SsangYong está muy ufana con su electrónica de prevención de accidentes. Ellos denominan este equipamiento ‘Sistema SASS’ y lo incluyen en todas las versiones. El SASS aglutina una frenada autónoma, avisos de salida y permanencia en el carril, identificador de señales de tránsito, alerta por fatiga y alarma de reducción en la distancia de seguridad.

La clientela que valore mucho los automatismos va a ver con buenos ojos estos SsangYong, pues su precio es más bajo que los modelos de otras marcas con una carga informática similar.