Al encender el auto debes estar atento a las señales que te da, como las vibraciones en el volante

Cuando un auto comienza a presentar temblores en el volante al momento de su arranque y se apaga, en automático se debe encender una señal en tu mente que te indica sobre un problema mecánico que debe ser atendido.

Aunque siempre debes atender todo esto lo más pronto posible, la buena noticia es que no quiere decir que tu auto se encuentre a punto de colapsar, pero sí requiere una revisión, ya que es muy probable que necesite el cambio de alguna pieza que inhibe dichas vibraciones y permite un desplazamiento suave.

El primer mito que debemos desmentir es que el motor no es el que vibra, ya que es una de las primeras ideas que nos viene a la cabeza. En realidad las que provocan esos temblores son piezas que incluso se pueden cambiar fácilmente desde casa.

Válvula IAC

Muchas de las ocasiones las vibraciones del auto se deben a que la válvula IAC necesita ser reemplazada para mejorar el funcionamiento de aire del motor cuando está en marcha mínima.

Este cambio se puede hacer desde casa, ya que se puede localizar de manera rápida al estar situada en el cuerpo de aceleración. Deberás tener cuidado al momento de desatornillar para que su reemplazo no se convierta en una tarea más complicada de lo que en realidad es.

Otras fallas

Si tu forma de conducir es un tanto agresiva, es muy probable que se dañe el taco del motor. La función de este es evitar las vibraciones del motor cuando está en marcha. Se recomienda llevar el auto con un especialista para hacer el cambio del taco del motor dañado.

En otras ocasiones la polea cigüeñal o polea amortiguadora, que se encarga de reducir las vibraciones del auto, puede estar defectuosas y se manifiestan a través de una fuerte sensación de temblor en el motor.

Unas bujías en mal estado también pueden ser las causantes de los temblores. Estos pueden desaparecer una vez que tu mecánico las cambie.

También podría ser que los soportes del motor estén rotos y necesiten ser reemplazados a la brevedad posible, ya que la vibración puede ser más fuerte. Este detalle se arregla sustituyendo los soportes.

El clima influye

En invierno el auto se puede enfriar más de lo normal, y durante el arranque suelen aparecer vibraciones que irán desapareciendo conforme se vaya calentando el auto.

Si bien estos son los casos más comunes por lo que llega a vibrar un auto, es importante consultar a tu mecánico antes de hacer un cambio. Es probable que se trate de una tarea sencilla. Sin embargo, se pueden presentar problemas que solo un especialista puede resolver.