Independientemente del tema ambiental, la electrificación, por todo lo que involucra en cuanto a la aplicación de tecnología, lujo y sofisticación, representa un gran escaparate para que cada vez más marcas de super lujo expongan sus capacidades técnicas y de diseño.

¿Qué pasa?

Todo parece indicar que Rolls-Royce ya trabaja en lo que podría ser el primer auto eléctrico de la firma inglesa. De hecho, esta suposición surgió luego de que el propio CEO de Rolls-Royce, Torsten Müller-Ötvös, comentara a través del canal de paga, Bloomberg TV, que incluso el nombre ya está registrado oficialmente desde hace un año.

Inspirado en aquel modelo de “Rolls” denominado Silver Shadow surgido en 1965 y producido hasta 1980, y aun sin fecha oficial de llegada, el nuevo auto eléctrico de la marca se llamará, The Silent Shadow, cuya justificación para el “silent” se encuentre en la silenciosa marcha que caracteriza a los autos eléctricos.

Rolls-Royce The Silent Shadow, así se llamará el nuevo modelo eléctrico de la firma inglesa

Torsten Müller-Ötvös no reveló la fecha en la que The Silent Shadow verá la luz oficialmente, sin embargo, le augura mucho éxito dado que la tendencia de Rolls-Royce no es precisamente alardear de potencias y motores, sino de exclusividad y tranquilidad, algo en lo que históricamente la marca se ha destacado, así que un modelo electrificado no sería la excepción.

Aunque Rolls-Royce no ha declarado más al respecto, es probable que The Silent Shadow utilice baterías de 90 y 120 kWh para lograr rangos de autonomía de entre 500 y 700 km, respectivamente.