Seamos honestos: a una marca de súper lujo como Rolls-Royce se le debe hacer fácil lanzar ediciones limitadas exclusivas, con nombres e inspiraciones rimbombantes, que les permiten vender mucho más caro un modelo que de por sí es sumamente oneroso.

Aquí tenemos el caso del Phantom Tempus, una nueva edición especial limitada a sólo 20 unidades (¿sabías que ya están todas vendidas por anticipado?) de la limusina británica, que según la marca está «inspirada en el tiempo, los fenómenos astronómicos y los alcances infinitos del universo».

Rolls-Royce Phantom Tempus: opulencia máxima inspirada en el tiempo y el espacio

Esta inspiración tan etérea se materializa en una pintura azul Kairos única para la carrocería, que según Rolls-Royce imita la «oscuridad y el misterio del espacio». Dicha pintura se adorna con unas especies de escamas que asemejan unos cristales, y que supuestamente representan las estrellas. Y para que el efecto no se arruine, la tradicional pintura metalizada del Phantom se reemplaza con un piezas negras.

Como no es llegar y pintar el auto y decir que se inspira en Thanos y las gemas de infinito, Rolls-Royce personaliza también el Espíritu del Éxtasis de acuerdo a los gustos de cada clientes, agregando una base que incluye un grabado con una fecha y un lugar que escoja cada comprador, como el cumpleaños, matrimonio o los millones que te costó este Phantom. Cualquier cosa que se quiera recordar en la carrocería de un auto.

Rolls-Royce Phantom Tempus: opulencia máxima inspirada en el tiempo y el espacio

En el interior tenemos una verdadera galaxia gracias al techo y al interior de las puertas fabricadas con fibra óptica bordada, que está diseñado para parecerse a un púlsar (estrella que emite radiación muy intensa a intervalos cortos y regulares).

En este Phantom Tempus el tablero es de aluminio con listones de madera y el panel tiene 100 columnas individuales que representan «los 100 millones de años de rotación que soporta un púlsar antes de desvanecerse».

Rolls-Royce Phantom Tempus: opulencia máxima inspirada en el tiempo y el espacio

La marca indica que en este auto, los clientes puedes pedir una versión modificada del famoso balde de champán con forma de motor V12, y que cuesta más de US$45.000.

El nuevo Tempus Champagne Chest es idéntico en tamaño y función al accesorio estándar, viene con los mismos vasos de cristal y frascos de caviar, pero tiene un púlsar pintado a mano en la tapa.

Rolls-Royce Phantom Tempus: opulencia máxima inspirada en el tiempo y el espacio

Bajo el cofre no hay magia, ni intervención del tiempo o del espacio. Está el conocido V12 de 6.75 litros que eroga 536 Hp y 663 lb-pie de par, asociado a una transmisión automática que manda el par a las cuatro ruedas. El 0 a 100 km/h se consigue en 5.3 segundos y la velocidad máxima es de 250 km/h.

El precio no fue revelado ya que las 20 unidades ya están asignadas. Pero imaginamos que tanta inspiración debe costar un dineral por encima de lo que vale un Rolls-Royce Phantom normal.