Este 2021, el mítico Renault 4L cumple 60 años desde su lanzamiento mundial. Conocido en varios países como Renoleta o Cuatro Latas, el modelo se produjo en 28 países, incluido México, y se vendieron más de 8 millones de ejemplares en 100 países durante 30 años.

Desde su creación, Renault 4 ha sido un auto innovador. Pierre Dreyfus, el mandamás de Renault entre 1955 y 1975, había pedido a sus equipos que quería «volumen», en un coche «Blue Jean», esto es, un auto para todo el mundo. La respuesta fue Renault 4L, el primer hatchback con un portón en formato quinta puerta.

Como una forma de celebrar su nacimiento en 1961, Renault ha puesto en marcha varias iniciativas, incluyendo una campaña global en las redes sociales y una prueba para medios internacionales de una gama de históricos Renault 4L, algunos de ellos reconvertidos con un motor 100 % eléctrico.

Renault SUITE N°4, un conceptual clásico de inspiración arquitectónica

Pierre Dreyfus y el Renault 4.

Renault 4 por Mathieu Lehanneur

Otra iniciativa es la colaboración entre Renault y Mathieu Lehanneur, para que el diseñador francés reimaginara un Renault 4L al ritmo de hoy. «Le hemos pedido que imaginara un concept car capaz de expresar su visión en torno al 4L. El resultado es algo excepcional y el auto representa a la perfección el objetivo de la marca en el marco del plan estratégico Renaulution: crear unos coches modernos e innovadores que transmitan emociones», indica Arnaud Belloni, director de Marketing de Renault.

El producto de las conversaciones entre Mathieu Lehanneur y el equipo Couleurs et Matières de Renault Design es el concept car SUITE N°4, que ofrece una nueva experiencia del automóvil, «pensado para vivir en el interior y en el exterior».

Lehanneur indica que se alimentó de dos mundos paralelos: el automóvil y la arquitectura. El SUITE N°4 es un homenaje al Renault 4L, del que conserva el espíritu puro, sobrio y sencillo.

«SUITE N°4 es una nueva experiencia de la movilidad y del viaje. He buscado una hibridación entre el mundo del automóvil y el de la arquitectura para crear una habitación de hotel a cielo abierto. Más que una suite en el más bello de los palacios, se encuentra exactamente donde quieres que esté: frente al mar, en medio del campo o en movimiento en la ciudad de tus sueños», afirma Mathieu Lehanneur.

SUITE N°4 mantiene las proporciones y las líneas exteriores del icónico modelo, pero se ha transformado de manera radical. La carrocería de la parte trasera y el portón se han sustituido por una caja de policarbonato translúcido que aporta la transparencia y luminosidad de una arquitectura de cristal. En el techo, una rejilla de paneles solares deja pasar los rayos del sol en transparencia, y de paso ayuda a recargar la batería del vehículo que ahora 100% eléctrico.

Renault SUITE N°4, un conceptual clásico de inspiración arquitectónica

La icónica 4L en su lanzamiento en 1961.

En la parte delantera volvemos a ver las luces traseras icónicas, así como las líneas originales. La calandra de aluminio pulido es la firma del diseñador. La inspiración arquitectónica también se refleja en la carrocería que se ha tratado con una aleación de tres capas de pintura que reproducen el aspecto mineral del cemento.

En el interior, Mathieu Lehanneur optó por dar paso al ambiente de una vivienda con la sofisticación de art de vivre a la francesa. Los asientos y el tablero están tapizados de terciopelo amarillo. En contraste, el espacio trasero luce un tejido grueso de chenilla y dos apliqués luminosos. La cajuela fue transformado en una habitación móvil, llena de almohadas y cojines.

Renault SUITE N°4 se desvela en Christie’s, en el centro de la ciudad de París.