Como parte del regreso de Radford, la marca británica que las décadas de 1950 y 1960 empleaba carrocerías de Bentley, Mini y Rolls-Royce, hace su debut un automóvil que mezcla el pasado con el presente: el Project 62.

Ahora bajo la tutela de Jenson Button, Radford logró crear un auto sumamente exclusivo, pues cada una de las 62 unidades será elaborada a petición del cliente.

Radford Project 62: un auto de colección que mezcla lo retro con lo moderno

Considerando que cada dueño del Project 62 personalizará su auto, ninguna las unidades de esta producción limitada serán iguales una con otra.

Para la creación de este exclusivo auto, sus creadores de origen británico tomaron como inspiración al Type 62 de 1969, gracias a que lograron una asociación con Lotus.

Radford Project 62: un auto de colección que mezcla lo retro con lo moderno

Debajo de la carrocería infundida en un auto clásico, el chasis y el tren de rodaje provienen de alguno de los modelos actuales de Lotus.

Si bien no existen detalles sobre el motor que se empleará este biplaza, se sabe que el bloque estará ubicado en posición central y enviará el poder a las ruedas traseras.

Radford Project 62: un auto de colección que mezcla lo retro con lo moderno

Otro punto a destacar del Radford Project 62 es que Jenson Button se encargará del desarrollo de ingeniería y las pruebas de cada uno de los vehículos.

Desde ahora, las personas que estén interesadas en este auto de colección pueden hacer el apartado de una de las 62 unidades.

Radford Project 62: un auto de colección que mezcla lo retro con lo moderno