Una opción nada despreciable para transportarte, así que si estás pensando en adquirir uno, te damos algunos consejos

La movilidad eléctrica llegó para quedarse, eso es una realidad. Aunque la pandemia por el coronavirus aceleró un poco más este proceso, especialmente en la compra de vehículos para el traslado individual, debido a la necesidad de evitar el transporte público. Si estás pensando en comprar una moto, bicicleta o scooter eléctrico, te damos algunos consejos.

¿Qué hay que tomar en cuenta sobre la batería?

  • La distancia que vas a recorrer. La autonomía promedio suele ser corta y varía en función del peso y la velocidad.
  • El verdadero valor de la autonomía y los tiempos de recarga antes que los de la velocidad máxima.
  • Si lo podrás recargar en cualquier parte y en cualquier toma de corriente.
  • Si es removible.
  • Si existe disponibilidad para su reemplazo. Al ser una tecnología “nueva”, muchas veces no hay refracciones disponibles.

¿De qué depende la vida útil de la batería?

  • La cantidad de cargas y descargas que sufra.
  • El buen o mal manejo que se le de al vehículo en cuestión.

Ventajas de un vehículo así

Una, la mas notable, es que podrás tener más opciones para poder transportarte sin necesitar de mucho más que un pequeño impulso. Además podrás transitar por caminos en los que de ninguna manera podrías circular con un automóvil.

Otra de las mejores, es que ahorras en combustible y las tediosas verificaciones. Al ser eléctricos, tienes la ventaja de olvidarte de esos gastos que suelen golpear fuerte a nuestros bolsillos.

Al tener un vehículo eléctrico, siempre podrás ayudar a evitar la contaminación en el ambiente y pondrás de tu parte para evitar aglomeraciones de automóviles.