Permitirá cargas rápidas y tendrán alta densidad de energía.Porsche y BASF se estarán asociando para desarrollar baterías de alto rendimiento de iones de litio para autos eléctricos.

Gracias a esta alianza, BASF se convierte en socio exclusivo de desarrollo de celdas para las baterías de iones de litio de próximo generación de Cellforce Group, empresa originada de un acuerdo entre Porsche y Customcells.

Como parte de la colaboración, BASF suministrará materiales activos de cátodo HEDTM NCM de alta energía para contribuir al desarrollo de celdas de batería, que permitiría cargas rápidas y tendrán una elevada densidad de energía.

Cellforce Group, con sede en Tübingen, Alemania, será la encargada de ensamblar las baterías de alto desempeño. Se espera que la planta de producción comience a operar en 2024, con una capacidad inicial de al menos 100 MWh por año, lo que servirá para impulsar 1,000 vehículos, entre sus autos y SUVs deportivos de altas prestaciones así como autos de carreras.

Al ser el proveedor líder mundial de materiales activos de cátodos de alto rendimiento, BASF se sitúa en una posición ideal para asociarse con otras empresas y así contribuir a una economía circular.

Con plantas en Harjavalta, Finlandia, y Schwarzheide, Alemania, la compañía química proporcionará componentes de batería con un historial de sostenibilidad sobresaliente, lo que se traduciría en un abastecimiento responsable de materias primas y en una mínima huella de carbono a lo largo de la cadena de suministro. Esto será así a partir de 2022.

Para concluir el ciclo, los residuos de producción de la futura fábrica de baterías de Cellforce Group serán tratados en la planta prototipo de BASAF para el reciclaje de baterías en Schwarzheide.

Tanto el litio, el níquel, el cobalto y magnesio serán reciclados en un proceso hidrometalúrgico y serán reintroducidos en el proceso de producción de BASAF para materiales activos de cátodos.