Tras el éxito que tuvo la versión Touring para el Porsche 911 GT3 de la generación 991, era más que lógico que Porsche volvería a implementarla en su nuevo 911 GT3. Para los que no saben de qué se trata esto, el paquete Touring esencialmente despoja al GT3 de sus elementos más exuberantes, los cuales son funcionales y necesarios para un circuito, pero no necesariamente para la calle: fuera alerones, fuera colores vistosos, que venga el cromado, el cuero y los colores elegantes.

¿De dónde viene el nombre Touring?

La denominación ‘Touring’ se remonta a una variante del 911 Carrera RS de 1973, mucho más centrada en los elementos distintivos del 911 y no en los accesorios deportivos. Esta idea fue rescatada el 2017 para el 911 GT3 (991), pensada para todos los que quieren la expresión más analógica y deportiva del 911, pero sin andar gritando que tienen un auto de carreras.

Porsche 911 GT3 Touring (992), lobo con piel de oveja

Porsche 911 GT3 Touring: Exterior

  • Como ya mencionamos, se va el alerón trasero fijo, siendo reemplazado por el alerón típico del 911, el cual es de accionamiento eléctrico y que según la marca, sigue siendo igual de funcional.
  • Se agregan molduras cromadas (en verdad son de aluminio anodizado) alrededor de las puertas para un look más elegante.
  • La parte frontal, usualmente pintado con elementos de color negro, ahora está completamente pintado del color de la carrocería.
  • Las salidas de escape también son cromadas.
  • Si quieres dártelas de «malo» o crees que los acentos cromados son para la gente mayor, puedes pedir todos los elementos metalizados en color negro brillante, así como los faros delanteros oscurecidos.
  • Se conservan los pasos de rueda ensanchados, las ventanas livianas y el capó de CFRP (plástico reforzado con fibra de carbono).
  • El difusor trasero, tal como en el GT3, es tomado del 911 RSR GT.

Porsche 911 GT3 Touring (992), lobo con piel de oveja

Porsche 911 GT3 Touring: El habitáculo

  • Está prácticamente tapizado en cuero negro, desde la consola principal hasta los tiradores de las puertas.
  • Los asientos están tapizados en piel, aunque tienen secciones intermedias de tela y el logo de Porsche bordado.
  • Porsche añade algunos acentos de aluminio cepillado con tinte oscuro.
  • La zona superior de las puertas y la consola presentan un acabado texturizado.

Porsche 911 GT3 Touring (992), lobo con piel de oveja

Porsche 911 GT3 Touring: equipamiento

Como buen Porsche, las opciones de personalización y configuración son altísimas. Esto incluye los colores exteriores o los rines; las luces LED con Porsche Dynamic Light System y con Porsche Dynamic Light System Plus, sistemas de asistencia a la conducción, los frenos cerámicos PCCB, el sistema de elevación del eje delantero, todos los tipos de asientos, el paquete Chrono y diferentes opciones de audio.

Porsche ha añadido un modo de visualización llamado «circuito», donde todas las pantallas que rodean al tacómetro reducen su información a lo esencial: aceite, refrigerante, combustible y presión de los neumáticos. En el volante se mantiene un switch de acceso directo para los modos de manejo, Normal, Sport y Track, que también son personalizables.

Incluso, para los clientes de este modelo, Porsche Design ha creado un reloj que combina con el auto. Este cronógrafo con función flyback, cuenta con un rotor que evoca el diseño de los rines del GT3 y se puede pedir en seis versiones distintas. En sí, la caratula tiene un color negro mate con bisel en color gris metalizado con las manecillas de color amarillo que imitan a los relojes del auto. La correa es del mismo cuero que se emplea en el auto. Vale destacar que estos relojes se producen en la fábrica relojera suiza perteneciente a Porsche y que son exclusivos para los propietarios de cada auto.

Porsche 911 GT3 Touring (992), lobo con piel de oveja

Porsche 911 GT3 Touring: Motor

Tal como el GT3, se conserva el motor bóxer aspirado de seis cilindros y cuatro litros, el que eroga 503 Hp y 347 Lb-pie de torque. Se acopla a una caja manual de seis velocidades o también, si lo quieres, a una automática de doble embrague PDK de siete velocidades, sin costo adicional. Y lo mejor, aunque no es estrictamente mecánico, es que se conserva el esquema de suspensión con doble horquilla en el frente, una herencia de los modelos de carrera de Porsche y que debutó por primera vez para los 911 de producción en el GT3 «no Touring» de esta misma generación.

Porsche 911 GT3 Touring (992), lobo con piel de oveja

Con un peso de entre 1,418 y 1,435 kilos, el Porsche GT3 Touring debería alcanzar los 100 km/h en 3.9 segundos con la caja manual y 3.4 segundos con la PDK, así como lograr una velocidad máximade 320 km/h.

 Aunque las prioridades de entrega son para Europa, es probable que se liberen unidades para nuestro continente a principios del próximo año.

Precio: $161.100 dólares.