A veces las normas regulatorias de ciertos países son tan extrañas, que se enfocan en ciertas cosas que podrían ser tan irrelevantes, en cambio, donde si deberían ser estrictos no sucede.

Esto viene a colación con lo sucedido con un comercial de Toyota que estuvo a nada de ser prohíbido en Australia, por supuestamente incitar a la gente a conducir rápido por las calles.

Justamente, hace dos meses, los reguladores australianos prohibieron la exhibición de este anuncio, juzgando que promueve la conducción peligrosa e insegura.

¿Por qué querían prohibir este comercial del Toyota GR Yaris?

Ahora, alguien quería prohibir otro anuncio de Toyota porque, como dijo en su denuncia, alienta a los conductores a acelerar en las vías públicas y conducir de manera insegura.

Como se puede ver en el video, el piloto de carreras Harry Bates “se divierte” con un Yaris GR en la tierra y al final del comercial sale de un camino de tierra y se mueve en una vía pública. Ante esta acción al volante, se consideraba que el spot incitaba a acelerar de manera inapropiada.

Toyota defendió su anuncio, diciendo que no violó ninguna ley y las normas de conducción del país. Ante esta situación, la autoridad competente concluyó que el anuncio podría seguir mostrándose, aunque las escenas de conducción fuera de la carretera no eran seguras.

¿Por qué querían prohibir este comercial del Toyota GR Yaris?

Sobre el Toyota GR Yaris

  • Este pequeño hot hatch, es la única versión “tres puertas” del Yaris.
  • Emplea un chasis híbrido, con la parte frontal compartida con los Yaris de calle y la parte trasera con el C-HR.
  • Es impulsado por un motor de 1.6 litros turbo (G16E-GTS), de tres cilindros, con 260 hp y 266 libras-pie de torque.
  • Cuenta con modos de manejo Normal, Sport y Track, donde reparte el torque de manera más o menos agresiva (100:0 hasta 0:100).
  • Tiene un sistema de tracción 4WD de alto rendimiento, una carrocería fabricada en aluminio y resinas compuestas.