Éste es el segundo 308; hasta hace bien poco, caducando las generaciones, Peugeot variaba el último dígito a sus coches. Para el caso de los medianos, recordaríamos que del 309 nos fuimos al 306 y, después, al 307. Rondando el año 2014, la marca del grupo Stellantis brincó al 308 con un bastidor hecho a módulos (llamado EMP2) y se notó una sacudida fuerte en la manera de diseñar sus autos y de rebajarle cilindrada a los motores. El primer 308 recibió algunos retoques en 2017 y así ha aguantado hasta el presente relevo.

Disponible en otoño

En cinco puertas, el 308 Gen II se colocará en las carreteras peninsulares en otoño; con el cuerpo familiar, se verá un retraso de tres meses, al inicio de 2022. Lo que se van a encontrar los automovilistas es una crecida de tamaño general, piénsese que la longitud de la carrocería se alarga 12 centímetros y la anchura casi 5 centímetros, pese a que el armazón es la misma EMP2. Buscando mejora aerodinámica, lo que baja es el techo; la altura disminuye tres centímetros.

Por tanto, se adscribe a una manía general de los últimos turismos: ya no son tan altos, pero las personas que usen garajes comunitarios han que vigilar muy bien a la hora de decidirse, porque se pueden tropezar con que no hay forma de aparcar un paquidermo.

Motorizaciones

Peugeot se ha quedado bastante quieta en los motores; todos los que se venían montando en el 308 sobre el año 2017 siguen ahí. Lo que añade son dos híbridos enchufables, uno es como el del 3008 ‘2020’, con 224 CV; el otro es similar aunque afinado a 179 CV. Los denominados HYBRID incluyen en la compra el cargador de pared y según la legislación española son de etiqueta CERO.

Peugeot 308 2021-2022

Interior y equipamiento

En el puesto de mandos sólo hay pantallas y muy pocos botones. Tampoco ha quedado freno de mano con palanca y las cajas automáticas EAT8 se accionan con un pequeño interruptor. Conforme se trate de un acabado u otro, las pantallas son más o menos grandes, e incluso hay una extra que vale para eliminar aún más botoneras básicas.

Los automatismos de conducción lo conocemos de otros modelos de esta casa y no todos son de serie: radar en ángulo ciego y en marcha atrás, alarma de cansancio del conductor, adelantamiento y permanencia en el carril asistidos, regulación dinámica de la velocidad y lector de señales de tráfico.

Otras opciones que podrían flotar entre la categoría de seguridad y la de comodidad/placer son los asientos con masaje, cristal parabrisas térmico, cargador inalámbrico, dos puertos USB-C, y las luces receptivas al tráfico cruzado, formadas con racimos de ledes.