Vehículo que hemos seguido de cerca desde 2014, cuando iniciara su comercialización en España. En el 2016 se le hicieron retoques y quedó con un solo motor de gasolina. En el 2020 vuelve a tener modificaciones prudentes, concentradas en el morro de su carrocería, que se asemeja a los Mitsubishi más recientes, como el Eclipse Cross ‘2018’.

Puesto que la empresa fue engullida por el conglomerado que lidera Renault-Nissan, nos sorprende que se preserve la venta de este modelo en la Península Ibérica. Es un coche que sustituyó al Mitsubishi Colt y que tenía por meta sostener un pulso fuerte contra el Nissan Micra de la generación 2011. Con esto, quiere decirse que navega un tanto entre el segmento A y el B, sin terminar de decidirse.

Un cinco plazas con más espacio de lo que imaginamos

Para nada esta cuestión es un defecto. Hablamos de un estilo de coche que es urbano y pequeño, pero que va a ser más cómodo y nos va a dar más anchura que los Panda, C1, Cinquecento, i10, Twingo y toda la caterva de minicoches. Por ello, está homologado a cinco plazas y el portaequipajes es un poco más desahogado que, digamos, el de un Peugeot 108.

Motor gasolina de 80 CV

Para comprender al Space Star es fundamental enfocarse en su motor de gasolina, cuya onomástica es ‘120 MPI’. Tiene tres cilindros, inyección indirecta y da 80 CV que están bastante bien repartidos en todos los rangos de revoluciones. Dentro de su coto, ningún otro coche tiene ese equilibrio de prestaciones decentes y gasto de carburante bajo. Un desaparecido de España que podría compararse con él sería el Ford Ka+ ‘2018’. En casi todas las mediciones, ambos parecen una imagen reflejada en un espejo.

Mitsubishi Space Star (2020), la opción del equipamiento generoso

A la hora de conducirlo, tal vez el Ford fuera más sentido, con menos bamboleos de carrocería. Como sea, el Space Star siempre ha tenido la filosofía de coche comodón, sin vocación de velocista y donde uno se encuentre a gusto por más horas que se esté al volante.

Todos los materiales son sencillos aunque aparentes, no deja impresión de mala calidad; al contrario. El salpicadero, al compararlo con el de la añada 2016, da sensación de continuidad. Pero matizamos que entonces ya nos parecía un vehículo con un equipamiento muy abundante al lado de lo que vendían otras marcas en ese nicho.

Precios para España

La horquilla de precios españoles, en fecha de la publicación de este artículo y sin descuentos o promociones, va de 12.150€ a 13.350€. Es justo subrayar que hay otros ‘Segmento A’ a precio más reducido, pero ninguno lleva la dote del Space Star.

Equipamiento

Mitsubishi Space Star (2020), la opción del equipamiento generoso

La cuantía de accesorios se ha ramificado en dos elecciones simples: Motion y Kaiteki. Son nomenclaturas típicas de Mitsubishi.

El Motion lleva:

–Luminaria y limpiaparabrisas automáticos.
–Llantas de aleación 14 pulgadas para ruedas 165/65.
–Alerta de choque frontal al perder la distancia de seguridad.
–Ordenador a bordo con limitador de velocidad.
–Indicador de presión en los neumáticos.
–Ayuda de arrancada en cuesta.
–Advertencia de cambio de marcha para reducción de consumo.
–Sistema de encendido/apagado del motor en semáforos.
–Aire acondicionado.
–Alzalunetas eléctricas delanteras y traseras.
–Manos libres Bluetooth y conector USB.

El Kaiteki le suma a lo anterior:

–Llantas de aleación 15 pulgadas para ruedas 175/55.
–Intermitentes en retrovisores.
–Luces antiniebla frontales.
–Climatizador.
–Encender el coche sin llave.