Cuando se trata de tuning extremo y de alta calidad, hay un taller que logra combinar estos dos elementos a la perfección: Mansory.

Un ejemplo de la personalización excesiva y el lujo es este Mercedes-Benz Clase G que logra una imagen digna de un taller de tuning, pero al mismo tiempo eleva su toque de vehículo premium.

Mercedes-Benz Clase G "Gronos" por Mansory: un G63 AMG con un look extremo y 850 hp

¿Qué tiene de especial este Clase G?

Denominado como Gronos, este proyecto que toma como base al Mercedes-AMG G63 no solo obtiene un estilo superior, sino también mejorar su ya de por sí alto desempeño.

Todo inicia con la pintura British Racing Green de la carrocería, que permite un impresionante un aspecto visual más que atractivo.

Mercedes-Benz Clase G "Gronos" por Mansory: un G63 AMG con un look extremo y 850 hp

Esta apariencia del Clase G Gronos va acompañada de un kit aerodinámico y estético de fibra de carbono forjado en color gris oscuro.

Además de estos elementos que mejoran la resistencia al viento, la carrocería se nota más amplia debido a que se trabajó para que las puertas, salpicaderas y paneles laterales fueran más anchos.

Mercedes-Benz Clase G "Gronos" por Mansory: un G63 AMG con un look extremo y 850 hp

Todo este nuevo look también goza de luces LED en el techo y un set de rines de 24 pulgadas montados en neumáticos de alto desempeño.

En el interior, el diseño interior es igual de exclusivo que el exterior. Destaca la tapicería de cuero café, el volante de deportivo, los pedales de aluminio y las decoraciones de fibra de carbono.

Mercedes-Benz Clase G "Gronos" por Mansory: un G63 AMG con un look extremo y 850 hp

Por si todo lo anterior fuera poco, el Clase G Gronos de Mansory reporta un aumento de poder debido a que el V8 de 4.0 litros recibe turbocompresores más grandes, un sistema de escape de alto rendimiento y un retoque en el software.

Esto se traduce en unos impresionantes 850 hp y 737 libras-pie de torque, estos es un extra de 265 hp y 110 libras-pie más que el G63 AMG estándar.

Mercedes-Benz Clase G "Gronos" por Mansory: un G63 AMG con un look extremo y 850 hp

Como resultado adicional, el sprint de 0 a 100 km/h se alcanza en 3.5 segundos, y la velocidad máxima también se aumenta a 250 km/h.

Para lograr el máximo nivel de exclusividad, Mansory solo pone a la venta 10 unidades de este Clase G Gronos.