Tarde o temprano tenía que pasar. El primer AMG eléctrico de la historia se estaba cociendo y su presentación ha llegado en el Salón del Automóvil de Múnich, donde como era de esperar ha acaparado la mirada de muchos periodistas y curiosos.

Estamos hablando de una berlina deportiva que ofrece 762 CV de potencia para convertirse en la mejor opción de toda la Clase S. Cero emisiones y muchas emociones. Imposible resistirse a él si tienes mucho dinero en el banco.

Prestaciones de escándalo

Más allá de lo mucho que te puede llegar a sorprender a nivel estético, hay que decir que las prestaciones que registra el Mercedes-AMG EQS 53 4MATIC+ son sencillamente espectaculares. Estamos hablando de un coche que se mueve gracias a dos motores eléctricos que trabajan de forma conjunta influyendo en cada uno de los ejes. Es ahí donde se notan los 484 kW (658 CV) y los 950 Nm, cifras que pueden escalar hasta los 560 kW (762 CV) y 1.020 Nm de par si se pide el paquete AMG DYNAMIC PLUS. En ese caso, y con la opción Race Start con función boost activada, sus prestaciones crecen para convertirse en una especie de superdeportivo.

Con semejantes datos no es de extrañar que pueda acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad punta de 250 km/h limitada electrónicamente. Sin el paquete AMG DYNAMIC PLUS, registra 3,8 segundos en el sprint de 0 a 100 km/h y una velocidad máxima de 220 km/h, que tampoco está nada mal.

Mercedes-AMG EQS 53 4MATIC+, el primer AMG eléctrico

Su batería de iones de litio tiene una capacidad de 107 kWh y se puede cargar en puntos que admitan una recarga máxima de hasta 200 kW. Además, en tan solo 30 minutos puedes ver como la carga de la batería pasa del 10 al 80%. De hecho, y para acaba de convencer a los clientes más indecisos a la hora de hacer viajes largos, basta con parar 15 minutos para recargar la batería y ganar entre 280 y 300 kilómetros de autonomía. Su autonomía, por cierto, está fijada entre los 526 km y los 580 km (WLTP).

Para terminar, comentar que entre otras bondades cuenta con tracción total variable AMG Performance 4MATIC+ y suspensión neumática adaptativa.