Para conmemorar los 55 años de AMG, el departamento de alto desempeño de Mercedes-Benz ha creado una edición especial de la Clase G. Nombrada como Mercedes‑AMG G 63 «Edition 55», esta SUV destaca por el nivel de personalización impuesto en el exterior e interior.

Mercedes‑AMG G 63 "Edition 55", en honor a la fundación de Aufrecht Melcher Großaspach

Lo primero que llama la atención es la pintura de la carrocería disponible en color negro obsidiana metalizado o blanco opalite G manufaktur. Ambos tonos están coordinados con el emblema AMG en los costados.

También destacan los rines de 22 pulgadas en gris mate, la tapa del depósito de combustible en cromo plateado, así como el negro de las molduras, espejos laterales, estribos y parrilla.

Mercedes‑AMG G 63 "Edition 55", en honor a la fundación de Aufrecht Melcher Großaspach

Adentro, la Mercedes‑AMG G 63 «Edition 55» se caracteriza por el contraste de negro y rojo. Destacan las molduras de los estribos en acero inoxidable con distintivo AMG iluminado en rojo, las alfombras negras de terciopelo y el distintivo «Edition 55» tejido en rojo.

Otros elementos que acentúan a esta edición especial son el volante AMG Performance en microfibra con las insignias «AMG» y «55», los asientos AMG de diseño específico tapizados en napa bicolor en rojo clásico/negro y decoración en carbono mate.

Mercedes‑AMG G 63 "Edition 55", en honor a la fundación de Aufrecht Melcher Großaspach

    • El primer modelo de producción de una variante AMG de la Clase G se lanzó en 1999 para conmemorar el vigésimo aniversario del SUV.
    • El G 55 AMG marcó el comienzo de un nuevo capítulo de gran éxito en la historia de la Clase G.
    • El motor de ocho cilindros y 5.5 litros de aspiración natural con tecnología de tres válvulas y doble encendido producía 354 hp y 387 libras-pie de torque.
    • En 2002, el G 63 AMG estableció nuevos estándares al equipar un motor de doce cilindros (444 hp y 457 libras-pie de torque). El Clase G más potente de la época se fabricó a medida en AMG Manufaktur en Affalterbach a petición exclusiva del cliente.
    • Para 2004, el G 55 AMG equipaba un V8 sobrealimentado, un modelo de alto rendimiento aún más potente con 476 hp.
    • En 2012, el G 65 AMG equipaba un V12 de 612 hp y 737 libras-pie de torque.
    • Actualmente, Mercedes‑AMG G 63 porta un V8 biturbo de 4.0 litros con 585 hp y 626 libras-pie de torque, una relación de tracción total 40:60 con tres bloqueos de diferencial, una transmisión automática de nueve velocidades y suspensión regulable.
0/5 (0 Reviews)