Mansory sigue confirmando que es uno de los talleres de tuning más distintivos del mundo por sus extraordinarios y excéntricos trabajos, específicamente en super autos. Un ejemplo claro de su solemne trabajo es este Ferrari 812 GTS.

Siguiendo la tradición de personalizar en los vehículos Gran Turismo de Ferrari -anteriormente el 599 GTB, el F12 y el 812 Superfast, este convertible es sometido a una transformación para ganar en poder y diseño.

Mansory Stallone GTS: el Ferrari 812 GTS perfecciona su aerodinámica y poder

Bajo el nombre de Mansory Stallone GTS, este super auto es refinado por medio de un kit aerodinámico de fibra de carbono – splitter, faldones laterales, difusor y spoiler- para la carrocería en color gris.

Esta sugestiva apariencia es complementada por un set de rines de 21 pulgadas en el eje delantero y de 22 pulgadas en el trasero, así como una menor distancia de la carrocería sobre el suelo.

Mansory Stallone GTS: el Ferrari 812 GTS perfecciona su aerodinámica y poder

En el interior, este Mansory Stallone GTS crea un ambiente deportivo que combina a la perfección funcionalidad y comodidad. Destaca el volante deportivo, especialmente diseñado, los pedales de aluminio, la tapicería de cuero azul y las decoraciones de fibra de carbono.

Pero no es solo la apariencia del 812 GTS, la que ha sido refinada por Mansory, sino también por el desempeño del motor V12 de 6.5 litros.

Mansory Stallone GTS: el Ferrari 812 GTS perfecciona su aerodinámica y poder

Como resultado de la optimización de la electrónica junto con un sistema de escape deportivo de sonido potente, los 12 cilindros ofrecen 830 hp y 546 libras-pie de torque, esto es 30 hp y 16 libras-pie más.

Con este poder este Ferrari puede ir de 0 a 100 km/h en 2.8 segundos y llegar a una velocidad máxima de 345 km/h.