Estos autos requieres de mucho cuidado, hasta los más pequeños errores podrían dañarlos gravemente

Los autos de transmisión manual son cada vez menos comunes, sin embargo, aún existen y se siguen creando modelos con este tipo de característica. Manejar este tipo de autos no es tan fácil como parece, aunque solo se necesita de un poco de paciencia y de práctica.

Al igual que con los autos de transmisión automática, debemos ser cuidadosos con las transmisiones manuales, estas también pueden sufrir daños si no se cuidan y si no se manejan como se debe. Existen hábitos que los conductores suelen hacer sin saber que están afectando su automóvil.

Estos son cinco malos hábitos que podrían dañar tu transmisión manual:

Usar la palanca de cambios como reposamanos

Apoyar la mano en la palanca de cambios puede hacer que la horquilla selectora entre en contacto con el collar giratorio y, por lo tanto, provoque una falla prematura de la horquilla selectora.

Utilizar el clutch para mantenerse en una subida

Mantener el clutch en el punto medio para mantener el auto en una subida desgasta el material de fricción y el embrague. Esto no solo desgasta el mecanismo de transmisión del auto, también influye en la práctica de giro libre del vehículo que se supone debe permitir que se mueva rápidamente.

Apoyar el pie en el pedal del clutch

Mantener el pie en este pedal hace que el embrague se enganche solo parcialmente, esto provocará que la velocidad esté patinando. No solo reducirá la eficiencia del combustible debido a la pérdida de energía de la transmisión, sino que también haría que el clutch se desgaste prematuramente.

Tratar de acelerar cuando el motor está en bajas RPMs

Pisar el pedal del acelerador mientras estás a bajas RPMs es malo para el auto, no es saludable para su motor. En estos casos se debe cambiar la velocidad a una más abajo y después acelerar. Si no haces estos cambios, causarás problemas en la transmisión.

Tratar de cambiar de velocidad sin pisar el clutch

Si cambias de velocidad son activar el embrague no solo daña a la transmisión manual, sino que también tiene consecuencias nefastas en los motores.