Si bien la mayoría de los fabricantes de automóviles y diversos proveedores están trabajando a marchas forzadas para lograr el mayor nivel de conducción autónoma, existe un gran obstáculo: los automovilistas.

De acuerdo con una nueva encuesta realizada en Reino Unido por CarGurus a unos 1,250 conductores, se confirma que las personas tienen poca fe en los vehículos autónomos y prefieren prescindir de ellos.

Ya sea por falta de confianza en la tecnología o por el deseo de mantener algo de control del automóvil, los conductores todavía están en contra de la conducción autónoma, aunque admiten que la tecnología de asistencia al conductor hace las cosas más fáciles y seguras en la carretera.

¿Los automovilistas están preparados para los vehículos de conducción autónoma?

Según el estudio, un 34 por ciento de los encuestados cree que tendrá un vehículo autónomo para 2031. Aun así, temen el día en que eso suceda, con un 45 por ciento que menciona una preocupación por el precio y un 51 por ciento por la seguridad.

Al mismo tiempo, la investigación demuestra que las personas todavía quieren mantener el control de un vehículo y el 53 por ciento de los encuestados prefiere seguir siendo el conductor de un automóvil autónomo.

De igual manera, se sienten menos cómodos (20 por ciento) compartiendo las carreteras con camiones o flotas de reparto autónomos, que es un caso de uso importante en el que se está implementando la tecnología.

¿Los automovilistas están preparados para los vehículos de conducción autónoma?

Con todo y esta cierta aprensión en torno a los vehículos autónomos, los consumidores todavía tienen grandes esperanzas en sus capacidades.

Más de la mitad (56 por ciento) de los encuestados utilizaría vehículos autónomos para llevarlos a casa de forma segura cuando no pudieran hacerlo ellos mismos y el 42 por ciento querría que su vehículo autónomo pudiera estacionarse.

A pesar de esto, los consumidores expresaron el mayor interés en los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) como cámaras de reversa (39 por ciento) y monitoreo de punto ciego (56 por ciento), características que ya tienen muchos automóviles (42 por ciento y 17 por ciento de los conductores, respectivamente).

¿Los automovilistas están preparados para los vehículos de conducción autónoma?

Al igual que con los vehículos eléctricos, los encuestados eligieron Tesla (34 por ciento) como la marca más confiable en vehículos autónomos, seguida de Apple (8 por ciento) y Toyota (7 por ciento).

Sin embargo, casi dos de cada 10 encuestados no confían en ninguna marca para hacerlo, y dado que el 56 por ciento desea que las marcas asuman la responsabilidad en caso de accidentes, queda un largo camino por recorrer para ganarse la confianza de los consumidores.

Tesla es también la principal marca de vehículos autónomos que los compradores considerarían con un 54 por ciento, seguida de Toyota (35 por ciento) y BMW (32 por ciento).