La historia del Maserati Bora, un auto deportivo que se adelantó a su época

43

Aunque solo estuvo menos de diez años en el mercado, el Bora es uno de los vehículos más icónicos de Maserati, así como uno de los más bellos en la historia del automóvil.

Fue finales de la década de 1960, cuando Maserati decidió desarrollar un automóvil deportivo que pudiera competir tanto en diseño como desempeño con el Lamgorghini Miura.

Después de dos años de trabajar en el proyecto, en 1971 -11 de marzo-, el Maserati Bora hizo su debut público con un diseño sumamente atractivo -cortesía de Giorgetto Giugiaro- y por su alto desempeño proveniente del motor montado en posición central trasera.

La historia del Maserati Bora, un auto deportivo que se adelantó a su época

Diseño

Siguiendo la tendencia que ya había revolucionado los autos de Fórmula 1 en años anteriores, Maserati le pidió a Giorgetto Giugiaro, de Italdesign, que se encargara de crear un vehículo deportivo con el motor montado en posición central trasera y con mejoras en prestaciones, diseño, comodidad y seguridad.

Con esto en mente, el famoso diseñador creó un coupé de dos plazas con líneas simples y elegantes. En su época, el destacaba por el enfoque futurista y las múltiples soluciones aerodinámicas como los faros retractiles.

La historia del Maserati Bora, un auto deportivo que se adelantó a su época

Ingeniería

Mientras que el diseño del vehículo llevaba de nombre de Giorgetto Giugiaro, la ingeniería corrió a de Giulio Alfieri quien a la carrocería de 4.3 metros de longitud y 1.1 metros de altura de un diferencial que sobresale en el eje trasero, suspensiones independientes en todas las ruedas (por primera vez en un Maserati), frenos de disco, embrague en seco de disco único, amortiguadores telescópicos, así como el motor V8.

La historia del Maserati Bora, un auto deportivo que se adelantó a su época

Desempeño

Por medio de este bloque, que en es especifico se trataba de un V8 de 4.7 litros, este coupé italiano disponía de 300 hp y 325 libras-pie de torque.

Esta cantidad de poder combinada con un peso de 1,621 kilogramos y una caja manual, permitían que el Bora acelerara de 0 a 100 km/h en menos de siete segundos y alcanzara una velocidad máxima de 262 km/h.

Más adelante se cambió el motor por uno de 4.9 litros, que con 320 hp y 308 libras-pie de torque registraba una velocidad máxima de 260 km/h.

La historia del Maserati Bora, un auto deportivo que se adelantó a su época

Producción limitada

A siete años de su debut, es decir, en 1978, Maserati detuvo la producción del Bora. En total, fueron 564 unidades las que fueron fabricadas en Modena, Italia.

Hoy en día, una de las unidades del Bora puede vale más de 200,000 dólares.