Una de las épocas de mayor ebullición creativa dentro del mundo del auto fue la década del 50, sobre todo en Estados Unidos. Curiosamente, Chrysler le encargó su revolucionario concept Norseman a la italiana Ghia y algo salió mal, muy, pero muy mal… y no fue justamente el auto.

Chrysler Norseman:

Sabemos qué de los tres grandes de Detroit, Chrysler fue el más pequeño, pero también el que persiguió la punta aportando innovaciones.

En 1953 la automotriz decide asociarse con Ghia (más adelante terminaría siendo propiedad de Ford) y le encarga el Norseman, un coupé de medidas titánicas, con un V8 de 5.4L con 235 Hp y caja automática de 2 cambios. Sin embargo, no eran sus medidas lo que más lo destacaba.

La historia de concepto de Chrysler que naufragó antes de su estreno

Concet Norseman estilo aeronáutico

La llegada de los Jets tuvo mucha influencia en la forma de pensar, soñar y diseñar los autos en los 50s de Estados Unidos y eso se ve en las líneas del concept de Chrysler que ofrecían:

  • Carrocería de líneas limpias
  • Mega parrilla cromada
  • Protectores al estilo punta de turbinas en el frente
  • Aletas traseras
  • Cola tipo pez, baja y alargada
  • Carenado en los bajos del auto

A pesar de todas estas características hay algo que distingue aún más al Norseman y es la ausencia de pilares A y B (delantero y medio). Esta solución, que hoy no pasaría una prueba de choque, fue resuelta por Ghia con un enorme pilar C y una lámina tipo trampolín que empujaba al techo hacia arriba.

Norseman ¿Si era tan genial por qué nadie lo conoce?

La historia de concepto de Chrysler que naufragó antes de su estreno

Después de trabajar más de un año en Turin y con una inversión que rondaba los USD 2 millones el concept de Chrysler estaba listo para iniciar su viaje a EE.UU., y desde ahí, todo empezó a salir mal.

En 1956 el concept llegó tarde al puerto de Ginebra y se “perdió” el barco que debía cruzarlo por el Atlántico. La empresa de logística consiguió un segundo navío, pero cuándo las cosas arrancan con el pie equivocado…

La historia de concepto de Chrysler que naufragó antes de su estreno

SS Andrea Doria iniciando su camino hacia el fondo del mar

El SS Andrea Doria llegó a las costas de Massachusetts con un problema, había demasiada neblina para navegar correctamente. No hay problema, para eso hay un capitán e instrumental solo que todo puede fallar y en este caso terminó en colisión con otro navío. ¿Resultado?

SS Andrea Doria y concept Norseman realizaron un viaje de 73 metros al fondo del mar. Digamos que a Chrysler se le ahogaron los planes y al concept lo conocemos por las pocas fotos que quedaron ya que su desarrollo fue realizado en completo secreto.