Tener una casa rodante es el sueño de cualquier persona amante de los viajes y el aire libre. Como suele pasar con tantas otras cosas, estos sueños chocan de frente contra la barrera del precio, ya que comprarse una casa rodante suele ser algo a lo que poca gente puede acceder y construir, sin contar que para hacerlo se requiere conocimiento, herramientas y habilidades. Ahora, ¿Qué pasaría si te digo que por el precio de una moto puedes tener una casa rodante propia y 100% eléctrica? Suena a mentira, pero es verdad.

Te presento a la Everbright Electric, una motocasarodante eléctrica que toma la base de las clásicas motos de 3 ruedas utilizadas para cargas menores en las ciudades y se adapta salir de ellas, con espacio para albergar dos personas.

Las dimensiones son reducidas, tenemos apenas 3,800 milímetros de largo y 1,500 de alto, que parece muy poco pero es suficiente para albergar a dos personas y todas sus pertenencias para un viaje. Dentro hay una cama plegable para dos personas, zona de comedor y múltiples espacios de almacenamiento.

La casa rodante más barata del mundo es un motocicleta eléctrica

La Everbright Electric está impulsada por un motor eléctrico de 3.5 kW y su velocidad máxima es de 40 km/h, así que mejor que planees tu viaje con tiempo. La alimentación de la energía corre por cuenta de de una batería de litio de 7.2 kWh, que permite, según el fabricante y permítanos desconfiar, una autonomía máxima de 400 kilómetros.

¿Por qué es la casa rodante más barata que existe? Porque su precio es de apenas 3,999 euros (casi $100 mil pesos mexicanos), pero el envío puede duplicar el precio. Aún y todo, sigue siendo una alternativa asequible. Quizás no te la compres, pero puede ser que verla te dé alguna buena idea.