Jaguar Land Rover ha renovado su plan estratégico de movilidad eléctrica. Ahora, será a partir de 2030 cuando todos los modelos de su gama tengan una variante eléctrica.

Para lograr este objetivo, antes de 2025, Land Rover lanzará al mercado seis versiones totalmente eléctricas de sus vehículos. No obstante, durante la transición convivirán en su catálogo los modelos de combustión y eléctricos.

Por su parte, el plan de Jaguar es más agresivo, ya que se tiene planeado que se convierta en una marca de autos totalmente eléctrica para 2025.

Jaguar Land Rover solo venderá autos eléctricos

Además de ofrecer autos únicamente eléctricos, el plan de electrificación de Jaguar Land Rover se extiende a la cadena de producción, y para 2039 se ha propuesto alcanzar las cero emisiones netas en carbono tanto en sus productos como en la cadena de suministros y en sus operaciones para 2039.

Claro que, para llevar a cabo esta estrategia de transformación, Jaguar Land Rover invertirá 3,500 millones de dólares en tecnologías de electrificación y el desarrollo de servicios conectados, junto con innovaciones centradas en datos que mejorarán aún más su ecosistema de propiedad.