Seguro has navegado en Amazon, Mercado Libre u otras plataformas y te encontraste con algún aparato electrónico; computadoras, televisiones, electrodomésticos o también smartphones, con la leyenda “refubrished” que llaman la atención por ser mucho más baratos que los productos nuevos.

El concepto refubrished o en español, reacondicionado/renovado es muy común en la industria de la tecnología, y el principio básico es que se trata de un producto que ha sido revisado, reparado, re empacado y valga la redundancia, reacondicionado por el fabricante para funcionar de la mejor manera posible, básicamente como cuando estaba nuevo.

Autos refubrished ¿se avecina una época de oro para los usados?

El reacondicionamiento de un auto de igual manera, plantea la revisión exhaustiva del mismo para sustituir los componentes que sean necesarios, para que su operación y aspecto, sean lo más parecidas a cuando el vehículo salió de la línea de montaje. Si al momento de la evaluación, se determina que el costo de renovación supera el beneficio potencial, el auto directamente se recicla.

Esto es muy distinto que los autos certificados, en donde un auto que recibió mantenimiento correcto y de acuerdo al manual, que no tuvo accidentes y tiene sus papeles en regla, se le hace una inspección para que cumpla con ciertos parámetros y se le hace un servicio, para luego venderse con cierto grado de respaldo por parte de una marca. Al final, un auto certificado es un usado, que tiene desgaste, aunque brinda mayor certidumbre que un usado común.

Recientemente, General Motors anunció la creación de CarBravo, una moderna plataforma online para compra de autos usados, incluidos los de otras marcas además de las del gigante de Detroit. Hasta aquí nada realmente nuevo.

Pero CarBravo ofrecerá una garantía amplia para estos vehículos, así como una red de agencias y talleres ubicados en todo el territorio de EU para dar soporte y servicio a estos clientes. GM incluso confirmó que los autos serán inspeccionados y “reacondicionados” para cumplir los estándares del fabricante.

Por su parte, Toyota en Inglaterra ha informado que una de sus submarcas, especializada en movilidad, reacondicionará en su planta de manufactura, los vehículos usados Toyota cuyo plan de arrendamiento ha finalizado, para revenderlos en las mejores condiciones a un segundo cliente. De inicio, este modelo estará más enfocado al mercado de flotillas.

Según Toyota, la vida útil de un auto es mucho mayor a los 4 años promedio que duran estos contratos y la intención es participar del ciclo completo de vida del auto. Es decir; el plan sería renovar un auto profundamente no una, sino dos o hasta tres veces.

Por último, también está el caso de Renault con su iniciativa ReFactory, que no solo plantea reacondicionar los autos, incluso iría más allá haciendo adaptaciones a ciertos vehículos para que puedan funcionar con tecnologías más limpias, por ejemplo. Transformar una van comercial diésel a hidrógeno en el proceso.

¿Por qué los fabricantes se están interesando en el mercado de autos usados?

Tradicionalmente, los fabricantes veían con desprecio el mercado de los autos usados, para la gran mayoría era un problema con el que sus distribuidores tenían que lidiar, tomar un auto con cierto tiempo de uso para poder vender uno cero kilómetros.

Los programas de autos certificados ayudaron a cambiar esa percepción, ciertos usados se empezaron a ver como un primer paso para conquistar a un cliente futuro. Al tiempo que le dejaba jugosas ganancias a la red de distribución.

Se sabe que el mercado de segunda mano es dramáticamente mayor que el de los nuevos, en EU el año pasado casi 15 millones de unidades, mientras que el de los usados se acercó a los 40 millones. En numerosos mercados del viejo continente se dice que la proporción es de 2 a 1. Para México se calcula que es de 3 a 1, es decir; se venden tres autos usados por cada nuevo, y el año pasado el mercado de estos últimos superó el millón de unidades.

El mercado potencial entonces es mucho mayor, imagina lo que eso significa para las financieras de las marcas, el retorno a los talleres y tantos otros factores. Si compras un coche reacondicionado que tenga garantía, lo vas a llevar a servicio en donde corresponda para no perderla.

¿Es un modelo viable para un mercado, mucho menos maduro y dramáticamente menos formal como el de México? Quizá es pronto para saberlo. Pero es un hecho que los fabricantes ven con cada vez mayor interés el mercado de usados.

Para ciertos autos como: muchos premium, de capricho o deportivos, la idea de poder adquirir uno reacondicionado y tener completa certeza de que no se presentará una falla impagable en cualquier momento me parece una gran idea.

0/5 (0 Reviews)