La alianza entre Ford y Volkswagen es un hecho y se sabe, la sinergia se aprovechará principalmente en vehículos comerciales, como furgones ligeros y camionetas (la próxima Ranger/Amarok). Pero también, el plan involucra un modelo que utilizará la plataforma MEB eléctrica de Volkswagen.

Esta noticia no es exactamente nueva, pero nuevamente sale a relevancia tras las millonarias inversiones de Ford en Colonia, lugar que será su polo eléctrico en Europa, donde fabricarán todos sus modelos electrificados, cosa de poder llegar a la meta de una gama completamente electrificada hacia 2026 y 100% eléctrica para el 2030.

Ford usará la plataforma eléctrica de Volkswagen para la futura generación del Fiesta

Pero desde varios medios, que van desde Automotive News hasta Auto Bild, suena muy fuerte que ese modelo será la próxima generación del Ford Fiesta, el cual, obviamente pasará a ser un modelo completamente eléctrico. Esta variante de la plataforma MEB también sería ocupada por el futuro ID.2, un pequeño modelo eléctrico que debería comercializarse paralelamente al Volkswagen Polo, así como las futuras versiones eléctricas de modelos de Seat y Škoda en el segmento B.

¿Por qué tanto tiempo? Según se sabe, la plataforma MEB aún es muy grande para el Fiesta, entonces hay que esperar que Volkswagen haga las piezas necesarias para reducirla de tamaño, que eso será cuando comiencen los desarrollos del ID.2. Tampoco hay detalles sobre su performance, pero una referencia puede ser el Peugeot e-208, que compite en el mismo segmento, así que su potencia debería rondar los 100 kW, con baterías que le permitan un rango de entre 300 y 400 kilómetros de autonomía.

Junto con las noticias del nuevo Renault 5 100% eléctrico, podemos dar cuenta de que el segmento B se aproxima a una fuerte evolución en materia de propulsión… al menos en Europa.