De Xiaomi hemos escrito algunas cosas muy interesantes. Sabemos que el gigante tecnológico chino, segundo mayor fabricantes de celulares a nivel mundial este 2021, tiene serias intenciones de entrar en el mundo de la movilidad, y lo ha ido haciendo de poco. En asociaciones con otras marcas como Baojun y GAC para incursionar en la fabricación de autos, con avanzados desarrollado de conducción autónoma, y con la compra de Segway para producir motos.

Lo que sabíamos es que sus intenciones eran tan grandes como para decidirse a fundar Xiaomi Automobile Co., su propia marca. La firma acaba de completar su registro mercantil en China, y a través de redes sociales anunció lo siguiente que “tiene como objetivo ofrecer vehículos eléctricos inteligentes de alta calidad a sus usuarios en todo el mundo, para disfrutar de una vida inteligente ubicua*”, y de paso indica que ya cuenta con sede y 300 empleados contratados.

*Tecnología Ubicua se basa sobre cuatro aspectos, la invisibilidad, la escala local, la ocultación de los desniveles de acondicionamiento y el uso inteligente de los espacios.

anuncio registro Xiaomi Automobile

Xiaomi no es sólo teléfonos, ya que tiene un catálogo muy completo en casi todo tipo de producto electrónico de consumo (computadoras, patinetas, bicicletas, trotadoras, cámaras de video, bocinas…), y es ahí donde encajan los autos eléctricos. Cuenta con su propia plataforma dedicada al internet de las cosas (IoT), y que conecta en la nube todos los aparatos que produce.

Común en su negocio es la relación precio/calidad de sus productos, asociado a una tecnología de punta, y este foco no lo quiere abandonar en el más lucrativo negocio de los autos. Y de hecho, en marzo pasado, fue el propio CEO quien confirmó que la empresa entraría en el negocio de los autos apuntando al mercado masivo.

Es oficial, el gigante tecnológico Xiaomi también fabricará automóviles

Xiaomi Redmi T77 de Besturn.

Por ahora no se sabe si Xiaomi contratará los servicios de fabricación a un proveedor externo, como puede ser Great Wall, con quien se le ha asociado en el último tiempo, o si levantará sus propias fábricas de ensamblaje. Lo claro es parte con un capital de 1,500 millones de dólares, y que los desarrollos serán propios por completo, y eso incluye diseño e ingeniería, y no sólo tecnología. Para ello contará con otros 10 mil millones de dólares durante una década.

Algunos medios chinos indican que el propio presidente y fundador de Xiaomi, Lei Jun, ha puesto a marzo de 2022 como la fecha para el inicio de producción del primer modelo Xiaomi, que por cierto será eléctrico y ofrecerá sistemas de conducción autónoma, aunque se desconoce a qué nivel.

Vale recordar que en 2019, Xiaomi lanzó su primer modelo bajo el logotipo de Redmi (su marca más conocida de telénos). Se trataba de un SUV basado en el modelo T77 del fabricante chino Besturn, perteneciente al Grupo FAW.