A medida que la capacidad de las baterías y su velocidad de recarga aumenta, los híbridos van sufriendo los embates de los modelos 100% eléctricos.Otra tecnología que prometían los autos cero emisiones, pero de larga autonomía, era la del hidrógeno, utilizando el gas para generar electricidad.

¿Cómo funcionan las celdas de hidrógeno?

Esta tecnología se basa en el principio de electrólisis que consta de:

    1. Unir oxígeno con hidrógeno, mediante una membrana que separa los electrones del hidrógeno.
    2. Los protones atraviesan dicha membrana y se unen al oxígeno.
    3. El resultado del punto 2 es electricidad y del 3 agua (H2O).

Según algunas fuentes, el próximo Toyota Prius emplearía ambas soluciones, pero no usaría al hidrógeno para hacer electricidad, sino lo quemaría como combustible.

Nuevo Toyota Prius: Un poco de híbrido, otro poco de hidrógeno

Planeado para finales de 2022 (al menos en Japón) el próximo Toyota Prius podría presentar una versión plug-in (PHEV) cuyo motor de combustión sería alimentado por hidrógeno.

¿Por qué quemar hidrógeno sería mejor?

Si se hace en manera controlada dentro de determinados parámetros, la combustión de este gas emite muy poco CO2 y NOx, los dos gases más contaminantes de un motor convencional. Los rumores indican que en lugar del 1.8L del ciclo Atkinson utilizado actualmente, el Prius “a gas” usaría un motor 1.6L de 3 cilindros derivado del GR Yaris.

Hidrógeno y sus inconvenientes

Si bien el uso del hidrógeno tiene grandes ventajas, por algún motivo no se ha hecho masivo y estas son las dos razones principales:

    • Abastecimiento: Se tiene que generar una red de “estaciones de servicio”.
    • Fabricación: Curiosamente, pese a ser el elemento más abundante del universo, tenerlo en estado puro requiere distintos métodos que demandan mucha energía, algunos, no del todo ecológicos.

Según sitios especializados, este Toyota Prius PHEV a hidrógeno se lanzaría en 2025 cuándo ya estarían resueltos los dos problemas, al menos en algunos mercados.

¿Cómo sería el nuevo Toyota Prius?

Luego de una primera generación, el Prius pasó a ser un fastback de proporciones altas, así como perfiles que favorecen la aerodinámica. Ahora bien, si la imagen que acompaña a esta nota es acertada, el próximo Toyota Prius podría volver a tener un perfil más de sedán, algo así como un Corolla actual pero con el poste «C» más alargado. Además, sería más bajo para seguir optimizando la aerodinámica.

¿Crees que el hidrógeno podría ser el futuro de la industria o todo se encaminará a las baterías? Compártenos tu opinión en los comentarios.