En pocos días más se presentará oficialmente la nueva generación del Audi RS 3, el que nuevamente se ofrecerá en versiones Sportback y Sedán, pero la marca de alemana quiere calentar el ambiente mostrándonos los prototipos en fase de pruebas, y contándonos algunos secretos que tendrán los compactos más potentes de la nueva generación del A3.

Lo primero que confirma Audi es que el RS 3 mantendrá el motor de cinco cilindros de gasolina de la generación anterior. Se trata de un 2.5 litros sobrealimentando que eroga 400 caballos de fuerza y, ahora, 379 Lb-pie de torque (15 Lb-pie más que antes), y que asociado a la transmisión automáticas S Tronic y al sistema de tracción total quattro. Eso sí, contará con una nueva unidad de control del motor para una respuesta más inmediata a bajas revoluciones.

El próximo Audi RS 3 sale a rodar y devela ciertos secretos

Por lo mismo, las cifras declaradas por Audi mejoran respecto del RS 3 de 2017: si bien la velocidad máxima está limnitada a 250 km/h, con el paquete opcional RS Dynamic puede llegar a 290 km/h. Y la aceleración 0 a 100 km/h mejora de 4.1 a 3.8 segundos. Nada mal para ser el mismo motor.

La mayor novedad, indica Audi, es el debut de un nuevo sistema de reparto de par en el eje trasero denominado “RS Torque Splitter”, y que funciona a través de un diferencial acoplado a dos embragues multidisco con control electrónico. Este nuevo sistema reemplaza el diferencial con embrague multidisco del eje trasero que tenía el anterior RS 3.

Foto de - audi a3 2020

Básicamente, lo que hace este nuevo sistema es repartir el par entre las ruedas dependiendo de las necesidades de tracción y estabilidad, basado en el modo de manejo en que se conduzca. Así, el sistema está desacoplado cuando marcha en línea recta (manda la misma cantidad de par a cada rueda), pero cuando se encara una curva, manda más fuerza a la rueda exterior al giro reduciendo el subviraje.

La marca indica que el RS Torque Splitter funciona a través de los sensores de velocidad de las ruedas, del control de estabilidad, del ángulo de giro de la dirección, del movimiento longitudinal y lateral, del pedal del acelerador y del cambio engranado para hacer funcionar cada uno de los embragues de forma separada, ya que cada uno cuenta con su propia unidad de control.

El próximo Audi RS 3 sale a rodar y devela ciertos secretos

El sistema también cuenta con un modo de funcionamiento específico para realizar derrapes controlados (Drift Mode), que puede mandar todo el par disponible en el eje trasero a una de las ruedas bloqueando la segunda.

Los nuevos modos de conducción serán Comfort, Auto, Dynamic, Efficiency, RS Individual, RS Performance y RS Torque Rear, con incidencia en la respuesta del motor, en la suspensión, la dirección, la transmisión, el sistema de escape y el mencionado Torque Splitter.

El próximo Audi RS 3 sale a rodar y devela ciertos secretos

Audi también indica que se ha recalibrado el control de estabilidad para que sea más rápido en modo Normal y más permisivo en modo Sport, y también el paquete de suspensiones RS, que estrena nuevas válvulas de control de los amortiguadores, espirales más rígidos y un despeje al piso levemente menor. Por supuesto que opcionalmente se puede pedir la suspensión adaptativa.

Queda poco para el debut de los nuevos Audi RS 3, y al menos en números pintan superlativos.