¿Recuerdas que, a mediados de 2018 te contamos que Ford pensaba producir un Mustang eléctrico? Claro que a todos nos resultó llamativo que el muscle car, conocido por su deportividad, potencia y el rugir de su motor, fuera utilizado no solo como modelo 100% a batería, sino además como lo que terminó siendo: el primer Ford eléctrico. Al final, hay que aclarar que todo aquel asunto terminó siendo un SUV eléctrico deportivo.

Ahora parece que otro ícono corpulento de la industria automotriz estadounidense tendrá su versión cero emisiones. Estamos hablando del Dodge Challenger, deportivo que estaría en la mira de Stellantis para transformarlo en un protagonista de la movilidad eléctrica.

Si hacemos un poco de memoria, la idea no es tan innovadora: a comienzos de 2019, desde la por entonces Fiat Chrysler Automobiles deslizaron la posibilidad de realizar un Challenger a batería, algo que hasta ahora no había prosperado.

Dodge Challenger eléctrico: ¿Por qué?

El Dodge Challenger eléctrico buscaría superar al Tesla Model S Plaid

La decisión de Stellantis de pensar en un Dodge Challenger eléctrico radica en torno a dos cuestiones:

  • El avance de la electrificación en Estados Unidos.
  • La aparición del Tesla Model S Plaid.

Avance de la electrificación en Estados Unidos

El Dodge Challenger eléctrico buscaría superar al Tesla Model S Plaid

El cuarto consorcio automotriz más grande del mundo está al tanto de la repercusión que tuvieron los últimos lanzamientos de modelos electrificados en el mercado estadounidense, no solo el mencionado Mustang sino también el propio Jeep Wrangler 4xe, todoterreno de los más vendidos entre los vehículos híbridos.

Que los recién mencionados sean dos modelos icónicos en Estados Unidos no es casualidad. Es más, Stellantis ve a esta característica como clave en el desarrollo de un Challenger eléctrico: ni más ni menos, se trata de presentarle al público un vehículo que ya conoce, pero con el tren motriz del futuro.

La aparición del Tesla Model S Plaid

El Dodge Challenger eléctrico buscaría superar al Tesla Model S Plaid

El tema con el nuevo sedán de la marca de Elon Musk pasa más por una cuestión de orgullo que otra cosa: el Model S Plaid es el auto de producción más rápido del mundo, al acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 2.1 segundos.

Para Dodge en particular, el dato no es menor, ya que durante años el Challenger Demon ostentaba ese récord. Impulsado por un motor Hellcat de 840 Hp, alcanzaba los 100 km/h en 2.3 segundos. Ahora, con la marca batida, desde Stellantis no se quedarían de brazos cruzados.

Dodge Challenger eléctrico: para recuperar el trono

El Dodge Challenger eléctrico buscaría superar al Tesla Model S Plaid

De acuerdo a la información que llega desde Estados Unidos, Dodge está pensando en un Challenger Demon 100% eléctrico, que tendría como objetivo superar la marca del Model S Plaid. Lógicamente, sería el auto más potente jamás hecho por la firma.

Por lo pronto, la firma estadounidense ya estaría trabajando en el proyecto, que a diferencia de lo hecho por Ford con el Mustang, tendría como eje mantener al máximo posible las características de un muscle car, lo que podría marcar un antes y un después en la industria automotriz eléctrica.

¿Qué opinas sobre el posible Dodge Challenger eléctrico? ¿Crees que será una realidad en el corto plazo? Compártenos tu opinión.