El nuevo lanzamiento de Volkswagen está causando furor en el mercado, el nuevo modelo de Volkswagen T-Cross aspira a ser una de las líneas con más éxito de la marca, presentado como un SUV exclusivo, flexible, independiente y por supuesto con un diseño que no deja indiferente a nadie.

Vamos a conocer más a fondo los motivos por los cuales este nuevo modelo está en boca de todo el mundo.


Uno de los principales puntos de partida que hacen de este T-Cross uno de los mejores coches del mercado es su diseño, el cual parte de la idea de los clásicos SUV, diseños musculosos en los cuales predominan los frontales grandes e imponentes, con ruedas que tienen amplios pasos y una parte trasera considerablemente amplia, donde destaca el grupo óptico trasero en tecnología LED que ocupa todo el ancho del vehículo.

A todo esto hay que sumarle el cuidado diseño tanto interior como exterior para que el espacio útil sea mayor y sobretodo funcional, haciendo mención esto a la flexibilidad que hay a la hora de mover los asientos traseros gracias a las banqueta trasera desplazable consiguiendo unos impresionantes 455 litros de maletero. Además si se abaten los asientos traseros, el maletero pasará a tener una capacidad de 455 litros a 1.281 litros, una completa locura si se piensa fríamente, pues las posibilidades que esto ofrece son infinitas. Y no sólo esto, si necesitáramos aún más espacio para objetos alargados, como por ejemplo tablas de surf, el asiento del copiloto es completamente abatible, dejando el habitáculo plano, a excepción del asiento del piloto.

Descubre las características del Volkswagen T-Cross

Dejando de lado la estética, hay que señalar la presencia de numerosos asistentes para la conducción, aportando un extra de seguridad y confort, un ejemplo de estos sistemas es el de vigilancia Front Assist, el cual detecta la presencia de peatones y vehículos en la parte frontal, llegando a realizar, de ser necesaria, una frenada de emergencia que evite un grave problema.

En los trayectos monótonos pueden surgir situaciones de riesgo. Ahí es donde entra en juego el “Lane Assist” o «asistente de carril». A partir de 60 km/h, detecta si el vehículo se va a salir de su carril involuntariamente. Con la dirección asistida correctiva, puede devolver la atención del conductor a lo que ocurre en la carretera. Otro asistente es el Hill Assist, el cual se refiere al arranque en pendiente, un asistente muy famosos en los últimos modelos de coche, pues ayuda mucho en la conducción cuando se circula por zonas de pendiente muy pronunciada. Estos modelos también incorporarán el salpicadero digital conocido como VW Digital Cockpit y el control de crucero adaptativo (ACC).

Finalmente queda mencionar el motor del coche, punto fuerte siempre en Volkswagen gracias a su eficiencia, rendimiento y fiabilidad. En este caso se podrá elegir entre las siguientes opciones:

– Motor de 1.0 TSI de 95 CV (70 kW) con cambio manual de 5 velocidades

– Motor de 110 CV (81 kW) disponible con cambio manual de 6 velocidades

– Los motores de 110 CV también están disponibles con caja de cambios de doble embrague DSG de 7 velocidades