¿Deberías llenar las llantas con nitrógeno? Ventajas y Desventajas

89

Al llevar tu auto a mantenimiento, es común que te ofrezcan llenar las llantas con Nitrógeno, pero ¿realmente es tan ventajoso? En esta nota te decimos todo lo que debes saber.

Ventajas del nitrógeno en las llantas

1. Mejor presión

Llenar las llantas con nitrógeno hará que la llanta sea más dura, por lo que será más difícil que se deforme, además hará que los neumáticos pierdan menor presión con el paso del tiempo.

Esto es especialmente cierto en autos deportivos, donde los neumáticos son más delgados y son sometidos a altos niveles de calentamiento.

2. Cero agua en el interior

En algunos casos, las llantas que tienen aire regular pueden acumular agua en su interior. Esto no sucede si las llenas con nitrógeno, por lo que ofrecen mayor protección a los componentes de tu vehículo.

Nitrógeno vs aire: ¿De verdad es mucha la diferencia?

Antes de que corras al taller a cambiarle el aire a tus ruedas, considera lo siguiente:

El nitrógeno es uno de los gases que se encuentra en el aire que respiramos y claro, en el aire que comúnmente se le hecha a las llantas. El aire regular se compone de:

  • 78% hidrógeno
  • 21% oxígeno
  • 1% otros gases

Como puedes ver, la mayoría del aire de las llantas ¡ya es nitrógeno! La diferencia entre este aire y colocar 100% de nitrógeno en tus ruedas es mínima (22%).

Seguro estás pensando que aún queda el problema del agua en las llantas. En realidad, aquí no hay nada de que asustarse, la cantidad que llega a presentarse en el interior del neumático es pequeña y solo sucede luego de cientos de kilómetros de uso. Por otro lado, los componentes del auto están diseñados para resistir esta poca humedad. Siempre y cuando lleves tu auto a sus citas de servicio, no deberías tener problema.

Entonces ¿te conviene el nitrógeno en los neumáticos?

Si tienes un auto de alto desempeño, eso es un sí rotundo.

Por otro lado, si solo usas tu auto para transportarte a la escuela o el trabajo, la diferencia no será muy notoria. Llena tus neumáticos con nitrógeno solo si el precio es bajo o si es un servicio gratuito. Al final, lo más importante es que tus llantas tengan la presión recomendada por el fabricante y que revises, una vez al mes, que la presión sea la correcta.

¿Quieres más consejos para cuidar los componentes de tu vehículo? Mira nuestra nota donde desmentimos los mitos de las baterías de auto.