Hace unos días te contábamos que Dallara, el fabricante italiano especializado en autos de carrera, estaba trabajando en una edición especial exclusiva para circuitos del Stradale, su primer auto de calle en 45 años de historia y que fue lanzado oficialmente a fines de 2017. Pues bien, ese auto ya está aquí y se llama Dallara EXP.

Se trata de un deportivo súper ligero equipado con un motor muy potente; La clave está en la relación peso/potencia, que le permite desarrollar una velocidad máxima de 290 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 3.3 segundos.

Dallara EXP, experiencia pura de carreras

El motor es un Ecoobost de Ford, mismo que utiliza el Focus RS: un 2.3 litros de cuatro cilindros turboalimentado, aunque con los suficientes cambios como para hacerlo más reactivo gracias a una nueva electrónica especialmente desarrollada por Bosch para el mundo de los carreras. La potencia sube de 400 a 500 Hp, y el torque 516 Lb-pie enviados al eje trasero a través de una caja secuencial de seis velocidades y a un diferencial de deslizamiento limitado Quaife.

El chasis está derivado del Stradale. Es una estructura tubular fabricada en fibra de carbono, aunque en este caso está optimizada para un auto de track days que incluye un inmenso alerón posterior, nuevos elementos aerodinámicos más agresivos, y se eliminan tanto el techo como el parabrisas, aunque quedan como opcionales.

Dallara EXP, experiencia pura de carreras

Gracias a todas esas mejoras, su carga aerodinámica se eleva hasta los 1,250 kilos a 290 km/h. Y combinado con llantas para pista, el Dallara EXP pueden generar hasta 2.7 G de fuerza lateral, lo que es prácticamente el doble de lo que ofrecen muchos superdeportivos de mayor estirpe.

Pesa sólo 890 kilos, por lo que la relación peso potencia queda en destacables 1.78 kilos por caballo.

Dallara EXP, experiencia pura de carreras

Considerando que el Dallara Stradale tiene un precio de entrada de 191 mil euros, suponemos que esta edición especial y súper exclusiva no costará menos que eso, en todo caso, la diversión está garantizada.