El buen mantenimiento de todas y cada una de las partes de un coche nos permite alargar su vida útil más de lo que podríamos llegar a imaginar. Por ello, es fundamental ser cuidadoso y dedicar «x» horas al mes a semejantes menesteres.

En este artículo en concreto vamos a centrarnos en una serie de consejos que consideramos que son fundamentales para mantener el chasis del coche en buen estado. Por ello, te recomendamos prestar atención y ponerlos en práctica siempre que te resulte posible.

¿Para qué sirve el chasis?

El chasis, que es como el esqueleto del coche, no solo cumple con funciones mecánicas y de diseño que son de vital importancia en cualquier automóvil, sino que también participa de forma decisiva en tareas de seguridad. Un buen chasis es el que es capaz de absorber de la mejor forma posible los impactos en caso de accidente, al tiempo que evita la deformación. Un chasis, cuanto más rígido y resistente, mejor.

A la hora de diseñar el chasis de un coche los fabricantes tienen en cuenta los siguientes aspectos: Resistencia, sencillez, peso, resiliencia (resistencia al impacto) y rigidez torsional (capacidad de soportar distintos momentos de fuerza).

El chasis también es importante porque es ahí donde encontramos el número de identificación del coche, que es el número de bastidor. Con el marcado de chasis es posible plasmar el VIN, troquelándolo en cualquier parte de la carrocería. Marcadoras especiales diseñadas a medida se encargan de hacerlo realidad con la tecnología de marcado por rayado o micropercusión.

¿Cómo mantener el chasis en buen estado?

Consejos para mantener el chasis del coche en buen estado

Limpieza general del coche

Evidentemente, el primer consejo que podemos darte no es otro que el de limpiar el coche con cierta regularidad. Lo ideal sería hacerlo una vez por semana, pero como es lógico eso también dependerá de lo mucho o poco que lo utilices y de si duerme en la calle o en un parking. La suciedad y otros residuos que quedan enganchados en la carrocería del coche pueden hacer que la pintura se deteriore. Aparecen manchas y tanto la corrosión como la oxidación hacen acto de presencia, motivo por el cual conviene prestar mucha atención a la limpieza de la carrocería..

La limpieza exterior, que es la que tiene que ver con la carrocería, no solo contempla precisamente lo que son las puertas, el techo y el capó. También hay que prestar atención a las llantas y las ruedas, utilizando una serie de productos que son especiales.

Encerado

Si quieres que tu coche parezca como nuevo, no solo tendrás que preocuparte por limpiarlo a fondo. También es importante que utilices cera, ya que actúa como una capa de protección para las partes pintadas del coche. Hay que aplicarla con un paño de microfibra para evitar rasguños y hay que evitar las zonas que están hechas con goma o plástico, ya que de lo contrario puede producirse manchas que es muy difícil eliminar.

Ahora que ya sabes lo importante que es el chasis, seguro que haces todo lo posible por mantenerlo en buen estado. Es cierto que el chasis y la carrocería no son lo mismo, pero no menos cierto es que tener la carrocería en buen estado te ayudará a tener el chasis en buen estado.