Si eres de los que siempre ha circulado en coche y tienes la intención de conducir una moto de 125cc, te recomiendo que prestes atención a toda la información que compartimos en este artículo, ya que desvelamos una serie de consejos que te permiten conducir una moto como por ejemplo una scooter de 125cc. ¿Te apetece conocerlos?

Repasa las normas de circulación

Para comprar un scooter 125cc y salir a la calle con el objetivo de disfrutar de la carretera lo primero que se recomienda es repasar todo lo que tiene que ver con el código de circulación, ya que de esta forma tendrás claro qué derechos y qué obligaciones afectan a los vehículos de dos ruedas. De hecho, tendrás que aprobar un examen teórico pensado única y específicamente para quienes van a conducir una motocicleta de 125cc en adelante.

Ves bien equipado

Otro tema de importancia capital es el que tiene que ver con el equipamiento imprescindible para cualquier motorista que vaya a subirse a una 125cc. En ese sentido, no deberías salir sin chaqueta o sin guantes, y mucho menos sin un casco homologado que te proteja en caso de caída. Además, una manta para scooter o un pantalón de motorista no te vendrán nada mal durante los días fríos y lluviosos.

El peso cuenta

Como podrás imaginar, una 125cc no es como una moto de menos cilindrada, y mucho menos como una bicicleta. Es un tipo de motocicleta que pesa más y eso implica que hay que recurrir a la pata lateral o al caballete para estacionar.

No dudes nunca y sé muy claro

En ocasiones los accidentes se producen porque uno duda. Cuando se va en moto eso es algo que hay que tener todavía más en cuenta, ya que un mínimo error provocado por una duda puede llevarte al suelo y puede tener consecuencias graves. Por ello, sé prudente cuando sea necesario y circula sin dudas cuando no haya peligros. Evita los cambios bruscos de dirección y señaliza todos tus movimientos para que el resto de conductores tengan claro qué es lo que vas a hacer.

Cuidado con los imprevistos

Aunque en ocasiones los accidentes los provocan los motoristas por falta de paciencia o exceso de confianza, lo cierto es que quienes conducen un coche también pueden provocar accidentes en los que se ven envueltos motos como las scooters de 125cc, que no son demasiado grandes ni ruidosas. Puede que no las vean venir o que sencillamente tomen una mala decisión a última hora que perjudique a los motoristas, que siempre tienen las de perder en caso de accidente. Los despistes se pueden pagar muy caros.

Disfruta con cabeza

El objetivo principal, además de llegar a tu destino, debe ser el de disfrutar sobre una moto de 125cc. Eso sí, hazlo sin ponerte en riesgo y sin poner en riesgo a los demás. ¿Un ejemplo? Conducir por una carretera de curvas en plena montaña sin adelantar cuando hay línea continua y sin superar el límite de velocidad. Si no respetamos las normas, lo que inicialmente era para disfrutar se puede convertir en una pesadilla.