El gigante chino Great Wall ha lanzado varias marcas enfocadas en distintos segmentos de mercado y diferentes tipos de público. Wey es su marca eléctrificada, moderna y tecnológica: Ora es su marca juvenil y de diseños rimbombantes. Pues bien, con ellas pretende aterrizar en Europa más pronto que tarde.

Tanto Ora como Wey hacen su estreno en el Salón de Munich (IAA 2021), la primera con el Cat, un hatchback 100% eléctrico, mientras que la segunda estrena el Coffee 01, un nombre extraño para una SUV, pero la marca ha indicado que es tentativo, y que el nombre definitivo se anunciará poco antes de su debut comercial en 2022.

Wey Coffee 01

Con Wey y Ora, la china Great Wall va a la conquista de Europa

Wey se había presentado en Europa hace justo dos años, en el Salón de Frankfurt de 2019, con dos conceptuales y anunciaba la llegada al Viejo Mundo. Ahora ya presenta un modelo definitivo: Coffee 01.

Se trata de una SUV de gran tamaño, con 4.87 metros de largo, que son medidas similares a una KIA Sorento. Y además es un híbrido enchufable.

El tren motriz cuenta con un motor de cuatro cilindros y dos litros, que envía al eje delantero 204 Hp de potencia, y que está asociado a un motor eléctrico de 130 kW (177 Hp) que mueve el eje trasero. El sistema total ofrece una potencia de 350 kW (476 Hp) y muy buenos 625 lb-pie de torque, todo ello gestionado por una caja automática de doble embrague y nueve marchas.

Con Wey y Ora, la china Great Wall va a la conquista de Europa

La batería instalada en el piso entre los ejes tiene 42 kWh de capacidad, muy grande considerando que se trata de un híbrido. La marca indica que ofrece hasta 150 kilómetros en modo EV, sin embargo, no informa sobre los tiempos que toma cargar la batería, los tipos de enchufe disponibles ni las características del sistema de recarga.

Sí nos dice que el 0 a 100 km/h se hace en 5.0 segundos (7.0 s en modo 100% eléctrico), y que la velocidad máxima es de 235 km/h (135 km/h en modo EV), todas cifras muy buenas comparativamente con otros modelos similares.

Con Wey y Ora, la china Great Wall va a la conquista de Europa

La tecnología disponible es amplia como suele ser la tónica en los modelos de origen chino. Cuenta con cuatro pantallas de gran tamaño en el interior para el clúster, head-up display, infoentretenimient y climatizador. Tiene sistema de  reconocimiento facial para encender el motor, purificador de aire, luces matriciales LED y suspensión con amortiguadores magnéticos.

Wey Coffee 01 se ofrecerá inicialmente en Alemania, a un precio de alrededor de 50 mil euros, poco más de un millón de pesos.

Ora Cat

Con Wey y Ora, la china Great Wall va a la conquista de Europa

Al igual que Coffee, Cat también es un nombre provisional y se comercializará durante 2022, pero a diferencia de la SUV de Wey, este es un auto 100% eléctrico. Digamos que es la versión europea del Ora Good Cat estrenado hace un año en China.

Si bien se ve algo pequeño, tiene las medidas son las de un hatch del segmento C tradicional, con 4.24 metros de largo, 1.83 metros de ancho y 2.65 metros entre los ejes, todas ellas muy similares al que debería ser su rival directo: el Volkswagen ID.3.

Con Wey y Ora, la china Great Wall va a la conquista de Europa

Tiene cosas de Volkswagen, de Porsche y de MINI, y la silueta de un Nissan Micra (March) de nueva generación. No es original, pero se ve bien con su carrocería bicolor, sus tomas de aire delanteras en color blanco, el difusor posterior…

Vamos al tren motriz: genera 126 kW o unos 170 Hp de potencia y 184 lb-pie de par, acoplado a una batería que se ofrecerá con 49 o 63 kWh de capacidad, para 300 y 400 kilómetros de autonomía (WLTP). La marca indica que la velocidad máxima es de 160 km/h y un 0 a 100 km/h en 8.5 segundos.

Con Wey y Ora, la china Great Wall va a la conquista de Europa

La batería puede cargarse con corriente alterna de 22 kW y en un sistema de carga rápida continua, aunque no tenemos más información que esa. La batería pequeña demora unos 45 minutos en llegar a 80%, la grande demora algo menos de una hora. 

Por dentro se ve moderno, pero nada muy sofisticado, con una pantalla alargada sobre el tablero y una consola central en dos niveles.