Cómo alargar la vida útil de las llantas de una motocicleta

39

Viajar en moto es una de las aventuras más gratificantes para los amantes de este tipo de vehículos. Sin embargo, al realizar largos recorridos, se pueden presentar diversos daños, que en mayor proporción recaen sobre las llantas, al ser los elementos que están en contacto permanente con las irregularidades de la carretera.

A continuación te compartimos algunos consejos para que las llantas de su motocicleta tengan una vida útil más larga y garanticen, no solo la seguridad en la conducción, sino el pleno disfrute de los viajes por carretera:

Cómo alargar la vida útil de las llantas de una motocicleta

  • Calibrar las llantas semanalmente según la presión de aire recomendada por el fabricante. Se recomienda calibrar la presión del aire antes de iniciar un viaje por carretera.
  • No cambiar la presión de inflado mientras las llantas estén calientes, debido a que la presión cambia a mayor temperatura. Espere a que estén completamente frías para hacer cualquier modificación.
  • Revisar periódicamente el estado general de las llantas, especialmente luego de un impacto o al notar desgaste irregular.
  • Cuando el desgaste de la banda de rodadura se acerque al nivel de las marcas TWI, así sea sólo en un punto de la banda, se debe cambiar la llanta.
  • Revisar que las llantas no tengan grietas ni deformaciones.
  • Nunca remplazar las llantas por otras de medida o dimensiones diferentes a las recomendadas por el fabricante.
  • No llevar más carga de la indicada por el fabricante.
  • No superar la velocidad señalada en las características de la llanta.
  • Utilizar los neumáticos de las medidas correctas para cada llanta y verifique el perfecto estado.
  • Revisar el interior de las llantas luego de sufrir fuertes impactos o pinchazos y en caso de detectar protuberancias, proceda a remplazarlas inmediatamente.
  • No estacionar la motocicleta sobre charcos de aceite o disolventes, ya que puede dañar las llantas.
  • El estilo de conducción y velocidad afectan directamente la durabilidad y la vida útil de las llantas, por lo que es recomendable una conducción prudente y conservadora.

Realizar un mantenimiento preventivo periódico a las motocicletas y seguir estos “mandamientos”, hará que las llantas estén en óptimas condiciones por más tiempo, beneficiando su economía y la seguridad al conducir.