Fiat Panda es reconocido por su diseño único, que lo ha hecho capaz de surcar la ciudad, pero también los rallies más extremos. A 40 años de su creación, te contamos más sobre este vehículo.

El nombre Panda

A diferencia de lo que se podría pensar, el nombre de este vehículo no tiene nada que ver con el adorable oso de China.

En realidad su nombre viene de Empanda, diosa romana de los viajeros, la caridad y la hospitalidad. Un nombre ideal para un vehículo tan versátil.

Un diseño simple, pero poderoso

Fiat Panda fue diseñado por Giorgetto Giugiaro y Aldo Mantovani bajo la idea de crear un auto económico, fácil de mantener y robusto.

Salió a la venta en 1981. En la parte mecánica se caracterizaba por su motor y tracción delanteros, así como por su transmisión manual de cuatro velocidades.

Por otro lado, el exterior se caracterizó por su apariencia cuadrada, que en palabras de Roberto Giolito, director de FCA Heritage, no resultaba muy atractiva para los jóvenes. Sin embargo, como también admite Roberto, las características de este vehículo sí que lograron impresionar al público.

Uno de los features que más lo hicieron destacar fueron sus asientos.

El asiento trasero contaba con siete posiciones distintas que le permitían adaptar el vehículo a toda clase de situaciones. El mejor ejemplo es que podía reclinarse completamente, hasta quedar plano. Reclinando el asiento trasero y los delanteros se tenía una cama para dos personas.

El asiento trasero también podía doblarse o desmontarse para aumentar el espacio de almacenamiento. Al quitarlo la capacidad de la cajuela aumentaba de 280 l a 1,000 l.

Estas características, en conjunto con sus sencillos interiores de tela, lo hicieron el auto soñado de muchos: era compacto, espacioso, accesible y podía cumplir con la función que se quisiera.

Versiones especiales

Con el paso de los años, se hicieron mejoras a Panda y se integraron nuevas versiones del modelo entre las que destacan Panda Italia 90, Panda 4×4 y Panda Abarth.

Panda Italia 90

Esta edición especial salió para celebrar el mundial de fútbol de 1990, llevado a cabo en Italia. Contaba con tapones que parecían balones de fútbol y bordados con la mascota de la copa en los asientos.

Panda 4×4

Este auto rompió el molde por llevar esta tracción fuera del mundo de las camionetas. Contaba con una suspensión reforzada, mayor altura del suelo, transmisión manual de cinco velocidades e interiores de cuero.

Panda Abarth

Por supuesto, en la larga historia entre Fiat y Abarth no podía faltar un Panda modificado por la marca del escorpión.

Este salió exclusivamente en el mercado español. Reemplazaba varios componentes de la maquinaria, como las bujías y el colector del escape. Además, agregaba detalles deportivos, como un nuevo volante y un spoiler trasero.

¡Feliz cumpleaños, Panda!

Fiat Panda, más que un auto, es una obra del diseño italiano que rompió esquemas y que sigue la tradición de Fiat de crear autos únicos, estéticos y acordes a las necesidades de las personas. Con gran gusto le deseamos un feliz cumpleaños a este icónico modelo.