Canadá es otro de los países que prohibirán la venta de automóviles nuevos con motores de combustible, lo que da paso a que solo se comercialicen vehículos eléctricos.

De acuerdo con los Ministros de Transporte, Medio Ambiente y Patrimonio de Canadá, se acelerará el plan de reducir la contaminación atmosférica, por lo tanto, será a partir de 2035, y no en 2040, cuando solo se puedan vender automóviles nuevos emisiones cero.

Para garantizar que se logre este objetivo, el Gobierno de Canadá buscará una combinación de inversiones y regulaciones para ayudar a los canadienses y a la transición de la industria a lograr el 100 por ciento de ventas de vehículos eléctricos para 2035.

También trabajará con socios para desarrollar objetivos provisionales para 2025 y 2030, y medidas obligatorias adicionales que puedan ser necesarias más allá de las regulaciones de emisiones de gases de efecto invernadero de vehículos ligeros.

Actualmente, Canadá aplica medidas para respaldar una mayor adopción de vehículos eléctricos, desde incentivos que ayudan con los costos iniciales del automóvil, hasta inversiones en infraestructura de carga y con asociaciones de fabricantes de automóviles.

En conjunto, el gobierno está poniendo al país en un camino claro hacia el nuevo objetivo de ventas de vehículos 100 eléctricos de Canadá y una economía próspera de emisiones netas cero para 2050.

Asimismo, las autoridades canadienses también mantienen su compromiso de alinearse con las regulaciones de emisión de gases de efecto invernadero de vehículos ligeros de Estados Unidos y apoyarán al sector automotor norteamericano para unificar la transición hacia la movilidad eléctrica.