Bosco’s Camp lo hace de nuevo: ha conquistado la Baja junto a un grupo de apasionados aventureros, una ruta sinigual que regala muchos días de diversión, interminables paisajes únicos en México, y lo mejor: el compartir la pasión por los vehículos 4X4 en un evento incomparable en términos de organización, profesionalismo y compañerismo entre los participantes.

Un total de doce participantes de varias partes de México formaron parte de #ExpediciónBaja, evento que tuvo como punto de partida el muelle de Baja Ferries en el puerto de Mazatlán, Sinaloa para navegar en grupo hasta La Paz, Baja California Sur, lugar que recibió durante las primeras horas del día a la caravana conformada en su mayoría por Jeep Wrangler y JT en versiones Rubicon, un Toyota FJ Cruiser y una intimidante Ford Lobo Raptor.

Bosco’s Camp lo hace de nuevo

Antes de iniciar formalmente la aventura, las últimas indicaciones y presentación del staff se dieron durante el desayuno en el Hotel Hyatt Place de La Paz. Una vez presentados todos y con un agradable ambiente de compañerismo tomamos rumbo al primer día de ruta que tenía como destino San José del Cabo, justo en la punta sur de la enorme península de Baja California.

Bosco’s Camp lo hace de nuevo

Las Dunas del Mogote fueron el primer spot para irnos familiarizando con lo que nos esperaría en los siguientes tres días de expedición 4X4. Los primeros pasos por dunas, lagunas y cruces de agua se hicieron presentes, las cajas reductoras de los autos y los bloqueos de diferencial con los que están equipados hicieron su tarea hasta llegar al lugar establecido por Bosco’s Camp para realizar la convivencia gastronómica en la cual, como su nombre lo dice, se convive y se comparte la comida entre todos al tiempo que se cuentan las experiencias vividas. El spot para ello fue una solitaria playa del Océano Pacífico a la cual solamente se accede con vehículos 4X4.

La segunda parte del día continuó con cruces de lodo y manejo por terracerías a velocidad constante en las cuales los cactus y matorrales del desierto se fundían con el cálido atardecer. Después de cerca de 10 horas de expedición, llegamos al destino del día: el Hotel Hyatt Place de San José del Cabo, donde la cena buffet estaba especialmente lista para los participantes del grupo.

Bosco’s Camp lo hace de nuevo

Más que una aventura 4X4

La aventura continuó durante los siguientes dos días con rutas muy interesantes cruzando ríos y pantanos, pasando por tramos de lodo y descubriendo playas interesantes ahora del lado del increíble Mar de Cortés donde el contraste de mar azul con desierto son un espectáculo a la vista.

Las familias y grupos de amigos que formaron parte de esta expedición también disfrutaron de actividades como un ligero trekking en la famosa Cascada de la Zorra y la posibilidad de realizar snorkel en Cabo Pulmo y así complementar de gran manera las rutas de manejo que fueron exploradas de manera profesional por el staff durante los días previos al evento.

Bosco’s Camp lo hace de nuevo

La importancia de la exploración

Mención importante merecen las personas del staff que realizaron la exploración previa y trazaron la ruta, esta actividad la llevaron a cabo justo cuando el huracán Olaf estaba pegando en la península de Baja California, la Ford Raptor fue el vehículo encargado de sortear tanto los caminos de la Baja como las inclemencias del tiempo.

La robustez de toda su mecánica y las exigentes pruebas a las que este monstruoso vehículo fue sometido durante su proceso de fabricación fueron comprobadas en la vida real con siete días de exigentes pruebas tanto en la exploración como en la ruta, todas y cada una de ellas bien libradas gracias al motor V6 twinturbo con 510 lb-pie de par, tracción 4X4 con modos de manejo, caja reductora, bloqueo de diferencial y una suspensión especialmente calibrada para este tipo de manejo extremo.