A BMW lo hemos visto “tunear” sus modelos desde hace ya varias décadas, sobre todo aquellos que de alguna manera se ligaban al automovilismo como los bien queridos “M”. La firma bávara no tardó mucho en darse cuenta del potencial mercadológico que eso representaba y rápidamente comenzó a pulir sus técnicas para desarrollar un modelo de ventas que hoy es muy exitoso.

¿Qué pasa?

Por supuesto que la tecnología y la optimización en los procesos dentro de las plantas armadoras fue madurando el modelo de negocio hasta llegar a lo que hoy conocemos como BMW Individual, el departamento encargado de cumplir los caprichos de cliente, en cuanto a tuning de fábrica respecta.

La fórmula ha resultado ser muy exitosa, actualmente toda la gama BMW está “inscrita” en este programa, siendo la Serie 1 y Serie 2 las últimas en completar el abanico de modelos personalizables en la Planta de Leipzig, Alemania, donde todos los procesos que tengan que ver con pintura ha sido optimizados para satisfacer la demanda de los concesionarios y todo lo relacionado con temas de calidad.

BMW incorpora a los Serie 1 y Serie 2, al programa de personalización BMW Individual

BMW Individual actualmente ofrece cerca de 160 opciones de personalización para la pintura de carrocerías, la demora promedio es de 10 semanas, la nave de pintura puede trabajar hasta cinco autos al día con requerimiento de pintura especial y, lo más atractivo, por lo menos para el cliente, es que él mismo puede crear el color y acabado que desee para su auto, claro que así también será el costo…

BMW incorpora a los Serie 1 y Serie 2, al programa de personalización BMW Individual

Para garantizar la calidad, BMW hizo cambios en los porceso de aprobación, los cuales ahora se hacen casi con lupa por un técnico certificado y ya no por el sistema automatizado que empleaban. Esto garantiza que el trabajo sea perfecto, sobre todo en acabados mate, los cuales son mucho más tardados y delicados; como ejemplo, solo la preparación de un color mate puede tardar media hora o más.

BMW incorpora a los Serie 1 y Serie 2, al programa de personalización BMW Individual

Hasta ahora, la incorporación de los Serie 1 y Serie 2 al programa de BMW Individual marcha bien, tan así que desde Japón llegó un pedido de 180 unidades que lucirán el acabado “Hockenheim” con los colores rojo rubí y violeta sepia, aunque la marca indica que los colores amarillo, azul, rojo y violeta han sido los más solicitados por clientes directamente en los concesionarios de todo el mundo.

¿Qué modelo de BMW te gustaría para “tunear” y con qué color? Cuéntanos en los comentarios.