Aunque Bardahl se fundó en 1939, llega a nuestro país en 1951 y abre su primera planta.

Con el paso del tiempo y el crecimiento que presentó en México, lanzaron en julio de 1976 a “Carrazo” y diferentes personajes secundarios que formaron parte de una de las campañas publicitarias más exitosas en el país, ¿apoco no suena en tu cabeza el «No sólo de gasolina y aceite vive el coche”?

Años más tarde, exactamente en 1994, Bardahl introduce al mercado su línea de Aceites Lubricantes y Grasas.

Para 1999, Bardahl inauguró su complejo más grande en el parque industrial Toluca 2000, convirtiéndose en la única planta de fluidos automotrices con sistema de mezclado en línea en el país y cuenta con una gran capacidad de producción instalada y de almacenamiento de materia prima para poder surtir la demanda.

La empresa dedicada al desarrollo de fluidos para el cuidado automotriz, industrial y del hogar asegura que su crecimiento se debe, en gran parte, a su fuerza de ventas, ya que cuenta con sucursales y distribuidores a lo largo de toda la República Mexicana, los cuales apoyan la distribución de los productos a nivel nacional por lo cual se encuentra presente en refaccionarias, talleres, gasolineras, autoservicios y siendo proveedor de diferentes industrias como la metalúrgica, automotriz, marítima, acerera, construcción, industria especializada, agrícola, etc.

En el marco de su 70 aniversario en el país, Bardahl de México continúa consolidándose como uno de los líderes fabricantes de fluidos automotrices más importantes del país, recordemos el joint venture que tiene con Repsol desde 2018 por lo que la multinacional energética y petroquímica española fabrica y comercializa sus lubricantes en suelo azteca a través de Bardahl.

0/5 (0 Reviews)