El fabricante británico Aston Martin vuelve a la Fórmula 1 tras 61 años de ausencia a través del Aston Martin AMR21-Mercedes, el monoplaza que conducirán esta temporada el alemán Sebastian Vettel y el canadiense Lance Stroll.

Aston Martin AMR21

Este vehículo, concebido sobre la base del polémico Racing Point RP20 del año pasado, significa un nuevo comienzo a los 108 años de historia de la mítica marca, que tuvo su última actuación en 1960, en el circuito inglés de Silverstone, con el francés Maurice Trintignant sobre un DBR5.

Durante la presentación se puso de relieve el cambio que el regreso a la máxima categoría supone para Aston Martin, ya que el equipo se convertirá en la vitrina mundial de las capacidades de ingeniería y rendimiento de la marca, que cuenta con una nueva instalación de 200,000 metros cuadrados, disponible en la segunda mitad de 2022, que complementará la fábrica existente en Silverstone.

Aston Martin AMR21

El nuevo AMR21, impulsado por un motor Mercedes-AMG F1 M12 E Performance y turbo alimentado con recuperación de energía híbrida, rodará por primera vez en Silverstone el 4 de marzo, antes del programa de pruebas de Bahrein, entre el 12 y el 14 de marzo.

Aston Martin AMR21

El director ejecutivo de Aston Martin Lagonda, Tobias Moers, señaló que hoy era “un momento verdaderamente histórico para Aston Martin, ya que regresamos a la cima del automovilismo por primera vez en más de 60 años”.